Categorías
Blog

La participación política de las juventudes de Centroamérica

Por Evelyn Sosa

Como primer punto, en Centroamérica, la participación política de las juventudes lastimosamente no es tan grande ni tan popular como a muchos les gustaría. En mi opinión, a la mayoría de los jóvenes de la región no les interesa hablar sobre política porque piensan que no conocen lo suficiente para abordar temas sociopolíticos o solo por el simple hecho de tener una mentalidad errónea que la política tiene una connotación negativa todo el tiempo al ver las malas practicas de los políticos en sus respectivos países.

Después de escuchar y aprender en la primera Masterclass  a Carlos Berríos en el marco del diplomado académico titulado “Juventudes, Integración  Centroamericana y Desarrollo Sostenible” pude estar de acuerdo con múltiples puntos que Carlos mencionaba en su ponencia sobre los retos que los jóvenes tenemos al momento de ser participes en temas políticos de nuestros países. Por ejemplo, Carlos mencionaba que los espacios políticos la mayoría del tiempo están tomados por hombres arriba de los cuarenta años, excluyendo a minorías como mujeres jóvenes y personas en grupos minoritarios como la comunidad LGTBI. Esto crea un problema en la región de Centroamérica, ya que al momento de desarrollar políticas publicas sobre educación, seguridad o de cualquier otro tema socioeconómico, a los jóvenes no se les está tomando en cuenta para desarrollar estas políticas teniendo un enfoque jóvenes y mas innovador. Esto trae consecuencias ya que los problemas de los países de la región están en manos de hombres que lastimosamente en la mayoría de los casos, no saben como abordar temas para el desarrollo pleno de las juventudes de sus países; y ahora mas que nunca, es importante obtener la opinión de los jóvenes porque estamos experimentando un bono demográfico.

Por otro lado, Carlos Berrios también mencionaba en su ponencia que los jóvenes tenemos que buscar maneras de involucrarnos mas en la política de nuestros perspectivos países pero desde un ente civil. Esto quiere decir ser participe de alguna organización de la sociedad civil que promueva y defienda los derechos humanos. Con este ultimo punto, concuerdo con Carlos ya que no necesariamente tienes que ser diputado o alcalde para poder expresar ideas de desarrollo sostenible, ya que siendo un miembro activo de alguna organización de la sociedad civil también se puede hacer contraloría social en proyectos que los gobiernos organizan e implementan. Sin embargo, desde mi punto de vista, en la región, las organizaciones de la sociedad civil que velan por los derechos humanos si existen, pero el numero de jóvenes involucrados es muy bajo. Por mi propia experiencia, siendo una joven salvadoreña, me he podido dar cuenta en el ultimo año que la mayoría de jóvenes que son miembros activos de alguna organización son estudiantes de relaciones internacionales o de ciencias jurídicas, cuando lo ideal seria que todo jóvenes sin importar su educación pudiera ser participe de organizaciones y promueva sus derechos, ya sea ambientales, de genero, etc.

En conclusión, en Centroamérica aun tenemos mucho por hacer para que la participación política juvenil crezca cada día mas en la región. Como jóvenes lideres en nuestros países, tenemos que hacer un esfuerzo increíble para educar y ensenarle a otros jóvenes la importancia de participar políticamente en nuestros respectivos países para obtener buenas políticas publicas que en verdad defiendan los derechos todas las personas, especialmente de aquellas personas mas vulnerables.