Categorías
Blog

La Educación en Costa Rica

 María Celeste Madrigal Solórzano

La educación ha existido prácticamente en toda la historia de la humanidad, ya desde la Edad Antigua hay registros de practicas educativas en China, Egipto, India, donde principalmente el fin era la religión, pero en Egipto, en los templos, también se enseñaba escritura, matemática, arquitectura y ciencia. La educación se puede definir como  la formación de las personas, para su desarrollo, crecimiento y conocimiento. Esta se considera como un derecho, según La Declaración Universal de los Derechos Humanos es su Artículo 26 menciona :

Articulo 26

  1. Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
  2. La educación tendrá por objetivo el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respecto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
  3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrás de darse a sus hijos. (Declaración Universal de Derechos Humanos, 10 diciembre de 1948)

Historia de la educación en Costa Rica

Algunos elementos importantes que menciona Bernal Martínez Gutiérrez sobre la historia educativa de Costa Rica son los siguientes:

En Costa Rica se empieza a ver registros de educación durante la colonización, donde los españoles fomentaban la política y la religión, pero si bien eran las personas de clase alta quienes aprovechaban de esto,  “la educación primaria era uno de los pilares importantes para el desarrollo, pero estaba relegada a los niños de las familias adineradas, capaces de pagar tutores” (Hernández P, 2013,  p 82).

En 1594 Diego de Aguilar que era sacerdote de Cartago, funda la primera escuela de Costa Rica, y en 1623 se cierra esta escuela.

Diego de la Haya y Fernández en 1719, mostraron preocupación por la poca educación que había tenido la colonia.

1738 el país contrata a José Sánchez, quien era un maestro, para que impartiera clases de lectura, aritmética y escritura .

En 1782 en Cartago se ordena la enseñanza obligatoria, y quienes incumplían tendrían castigos.

Posteriormente Florencio de Castillo, en la Corte de Cádiz, logro crear escuelas con el fin de enseñar a leer, escribir, y fomentar la religión, donde en 1814 se creo la Casa de Enseñanza de Santo Tomás.

En 1859 se empiezan a ver reglamentos y a construir más centros educativos.

En 1886 se creo la Ley General de Educación Común donde ponen como objetivo en el Articulo 1 dirigir el desarrollo moral, intelectual y físico del educando y en el Articulo 2 establece que “la enseñanza primaria es gratuita y obligatoria para todo niño de 8 a 15 años de edad, residente de la República” (SCIJ, visitado el 28 mayo 2020).

En siglo XX empiezan haber reformas en el sistema de inspección de las escuelas, también se creo el Colegio Superior de Señoritas dirigido a la formación laboral y se  inicia le educación mixta en los colegios. En el año 1941 la Universidad de Costa Rica abrió sus puertas. En 1951 se crea el Consejo Superior de Educación. Para el año 1957 se crea la Ley Fundamental de Educación que menciona en el Artículo 1 “Todo habitante de la República tiene derecho a la educación y el Estado la obligación de procurar ofrecerla en la forma más amplia y adecuada”.

1963 se aprobó el Plan de Estudios de Enseñanza Media.

En la década de los sesentas hubo mucho desarrollo en la educación, ya que la inversión en dicho ámbito incremento, también dentro de este periodo se creo el INA. En los siguientes años se abrieron más universidades en el país como en  1971 se crea en Instituto Tecnológico de Costa Rica, en 1977 se crea la Universidad Estatal a Distancia (UNED).

 

Critica a la educación actual en Costa Rica

 

Costa Rica establece que  la alfabetización es  universal a finales desde el siglo XIX, y se ha ido adaptando según las expectativas y la demanda del país y en  casi toda la historia de la educación costarricense, esta ha sido gratuita y obligatoria, así como menciona el Artículo 78 de la Constitución Política de la República de Costa Rica  para el Fortalecimiento del Derecho a la Educación, dice que “la educación preescolar, general básica y diversificada son obligatorias y, en el sistema público, gratuitas y costeadas por la Nación” (SCIJ, 2011, N 8954).  Costa Rica tiene una tasa de alfabetización muy alta, desde los años ochenta es superior al 90% para adultos y jóvenes de ambos géneros, y esta ha ido incrementando a casi aproximarse al 100%.

En el mismo Artículo 78 , menciona que el gasto público destinado a la educación estatal, no puede ser inferior al 8% anual del producto bruto interno. Para el año 2020 la educación es el componente más importante del gasto del presupuesto nacional, donde se destino un 25,4% siendo un total de 2.669.798,0 millones de colones ,  omitiendo que el gasto en la deuda (intereses y amortización) es del 38,2%. Por lo tanto el Ministerio de Educación Pública es la institución que tiene mayor participación relativa en el presupuesto del gasto público, en el PIB representa un 6,9%. Es importante recalcar que Costa Rica tiene un presupuesto equivalente al PIB mucho más alto que otros países, según datos del Banco Mundial para el 2016 Alemania destinaba 4,8%,  Japón 3,2% , Paraguay 3,4%, si bien comparar los países por el porcentaje del PIB no es tan bueno, ya que el PIB de Costa Rica es inferior a estos países.

En educación algunos de los programas y acciones destacados incluidos en el Proyecto de Ley de Presupuesto Nacional 2020, del Ministerio de Hacienda son los siguientes:

-Comedores escolares, que beneficia a 779 010 estudiantes

-Transporte para 154 847 estudiantes

-Programas de becas entre estas: FONABE que beneficia 4 000 estudiantes de extrema pobreza, Avancemos donde se ven beneficiados 175 000  mayores de 11 años y crecemos que beneficia 200 000 estudiantes mayores de 4 años

-Desarrollo de actividades: Festival Estudiantil de Artes, Juegos Deportivos Estudiantiles y Érase una vez.

-Estrategia de camino seguro a la escuela.

También es importante recalcar que la educación publica genera más de 75000 empleos, por lo tanto es una fuente de trabajo importante del país, si bien entre el 2007 y 2012 según un informe del Fondo Monetario Internacional, donde sugieren Opciones para racionalizar el gasto del gobierno central,  el gasto del personal docente y administrativo ha incrementado, donde equivale aproximadamente el 61% del gasto. Es importante mencionar que en el año 2006 los salarios de los profesionales del sector público, incluyendo educadores, administrativos y administrativos docentes, incrementaron no menos del 40%, también se creo  una reforma en los Reglamentos de Evaluación, donde le permiten a los estudiantes aplazar materias, para cursar otras del siguiente nivel. Por lo tanto los costos salariales son muy altos. También los salarios mensuales promedios de los docentes universitarios en Costa Rica es uno de los más altos, estando por debajo de Canadá y Australia, para el 2010 el promedio era más de $5000.

A pesar de que la educación es  el componente más importante del presupuesto nacional, es necesario analizar si este se esta utilizando de manera eficiente, si el sistema de educación nacional es competitivo al nivel mundial, y ver si existe equidad dentro del país, a esta ultima se refiere si el acceso es igual para todos.

Según a OCDE Costa Rica ha mejorado el acceso en educación, “la educación prescolar ha aumentado considerablemente, la escuela primaria es efectivamente universal y los niveles de retención en secundaria han mejorado sustancialmente” (OCDE,  NA, p 7), por otra parte mencionan que se ha duplicado la matricula en la universidad.  Si bien como se puede ver en la figura 1 la cantidad de matriculas en pre-escolar en Costa Rica es bastante inferior al promedio de la OECD con aproximadamente una diferencia de 30 puntos porcentuales,  en el caso de primaria están muy similares la cantidad de matriculas de Costa Rica y OECD, la tasa de matrícula en la secundaria tiene una diferencia de diez puntos porcentuales  inferior Costa Rica, y la educación superior también hay un diferencia bastante grande de casi 20 puntos porcentuales.  Viendo esta tasa de matricula se puede observar que a pesar de que el acceso a la educación ha mejorado en Costa Rica, es preocupante para el materno y educación superior ya que  la tasa sigue teniendo una diferencia significativa con respecto el promedio de la OCDE.

Figura 1.

Acceso a educación y aprendizaje de los estudiantes en Costa Rica y en la OCDE

 

Fuente: Recuperado de la OCDE

Por otra parte el resultado del Programa Internacional de Evaluación de Estudiantes (PISA),  como se muestra en la figura 2,  que por primera vez se aplico en Costa Rica fue en el 2009, se puede ver que existe una diferencia basta importante entre el promedio de la OCDE y Costa Rica, por ejemplo en ciencia el promedio de la OCDE fue de 500 en el 2012 y en Costa Rica de 430 aproximadamente, en lectura la el promedio de la OCDE fue de 500 y Costa Rica 440 y en matemáticas, siendo uno de los ámbitos que preocupa más, el promedio de la OCDE fue de 500 y Costa Rica 410, por lo tanto se ve una diferencia bastante importante, donde el país  tiene una desventaja en estas pruebas.

Figura 2

Comparación de las pruebas PISA de Costa Rica con la OCDE

Fuente: recuperado del OCDE.

Si bien la prueba PISA también muestra que existe una brecha entre los estudiantes de colegios públicos y privados, según un estudio  de la CEPAL de Andrés Fernández y Roberto del Valle, quienes analizaron los resultados de dicha prueba, con información de cuestionarios aplicados, lograron mostrar que la brecha de rendimiento entre estos dos sectores de la educación es amplia, por distintos factores como la familia, el personal, el acceso a la tecnología donde mencionan que en los colegios privados el 100% de los estudiantes cuentan con computadora, y en los públicos solo el 91%, acceso al internet, disponibilidad de computadoras en las instituciones y el título de los profesores (Fernández A. & Valle R, 2013, p 43). Entre los datos importante encontrados, en los colegios públicos un 26% de los estudiantes han repetido uno o más años, mientras que en los colegios privados solo el 10%. Según los resultados que se pueden observar en el cuadro 1 los colegíos públicos obtuvieron 87 puntos menos en lectura que los colegios privados, 79 puntos menos en matemáticas y 84 menos en ciencias de las pruebas PISA. De hecho si se compara entre la figura 3  y el cuadro 1, los resultados de los colegios privados, se asemejan mucho al promedio de la OCDE.

En Costa Rica la educación es desigual, donde se tiene un reto bastante importante con los sectores más vulnerables o pobres del país, “en términos absolutos, los niños procedentes de entornos menos favorecidos tienen más probabilidades que nunca de recibir una educación completa y de graduarse a nivel universitario” (OECD, NA, p 8), otras condiciones que generan esta desigualdad son la zona, sector al que pertenece el centro educativo y tipo de centro educativo.  Por otra parte los estudiantes de zonas rurales tienen menor aprobación,  abandonan con mayor frecuencia el sistema educativo, todo esto por distintos factores.

Cuadro 1

Puntuación promedio y brechas educativas en Costa Rica, de la prueba PISA 2009

Fuente: recupera de la Cepal, creado por Andrés Fernández y Roberto del Valle, con datos de la evaluación PISA 2009.

A pesar de Costa Rica es de los mejores países posicionados en América Latina en tasa de matricula en primaria y secundaria, el gobierno tiene que buscar la manera de asegurar una buena enseñanza, donde exista igualdad de condiciones y oportunidades, y  donde se adquieran bases solidas “casi un tercio (30%) de los jóvenes de 15 años ya han abandonado la escuela, mientras que un tercio (33%) de los que siguen carece de competencias básicas en ciencias, lectura y matemáticas.” (OCDE, año, p 12).

Un dato bastante importante que rescatar es que en Costa Rica la brecha de género hacia las mujeres, es prácticamente inexistente. Según las estadísticas de diplomas otorgados del Consejo Nacional de Rectores en el 2012 en todas las universidades estatales, exceptuando el Instituto Tecnológico de Costa Rica, reciben más diplomas mujeres que hombres por año, por ejemplo en la Universidad de Costa Rica 2273 diplomas otorgados fueron a hombres, mientras que 3071 fueron a mujeres.

Ahora bien, hay que preguntarse porque la educación pública tiene tan malos rendimientos, si el presupuesto que se destina es el más alto, es decir el que tiene mayor participación relativa en el presupuesto, y en comparación a otros país el nuestro le destina más cantidad del PIB a la educación.

La primera explicación que se puede dar es la desigualdad que existe entre la GAM y las zonas periféricas,  según el quinto informe del Estado de la Educación, sobre las “Diferencias distritales en la distribución y calidad de recursos en el sistema educativo costarricense y su impacto en los indicadores de resultados”, donde los resultados los dieron  con base a los datos del Censo 2011, mencionan que el nivel educativo para personas mayores de 18 años refleja esta desigualdad en oportunidades educativas, ya que un 58% de las personas mayores de 18 año no han terminado el colegio en zonas urbanas, mientras que en zonas rurales no pobres es de 77% y 83% para los distritos rurales pobres (Fernández A & Valle R, 2014), por otra parta el nivel educativo universitario total del país es de 21,1%, donde en zonas rural pobre representa 7,5%, rural no pobre 12%, y en zonas urbanas 24%. Si bien hay muchos factores que influyen en estos resultados preocupantes como los hogares con mal estado físico de la vivienda, en una zona rural pobre representa un 14,5%, rural no pobre 8,1% y urbano 5,9%, otro factor es el acceso al internet donde en los distritos rural pobre tiene un 8%, distritos rurales no pobre 15% y los urbanos un 37%. Ahora bien la distribución de colegios públicos es un 48,8% en zonas rurales y 51,2% zonas urbanas. También en el número de matriculas se ve reflejada esta desigualdad, ya que en distritos rural-pobre este representa un 10,6%, en los rural no pobre 13,3% y los urbanos 76,1%, si bien según Fernández A & Valle R esto se da por que en los distritos rurales se atienden menos cantidad de estudiantes, y porque hay menor cantidad de centros educativos. El porcentaje de centros que se encuentra con infraestructura educativa también es mucho más inferior en los distritos  rurales que en los distritos urbanos, al igual que el estado de esa infraestructura, y en promedio en los distritos urbanos la infraestructura en buen estado es mayor que en los distritos rurales. En los colegios rurales la repitencia y la deserción, también es mayor que en  los colegios de distritos urbanos. Por lo tanto se puede ver que hay una gran desigualdad en educación entre distritos rurales y urbanos, desde la accesibilidad de factores externos que mejoran la educación como el internet en los hogares, hasta factores internos de las instituciones educativas como infraestructura, y calidad.

Problemas con la educación primaria, en el Estado de la Educación 2019 mencionan que un 93,4% de los estudiantes que asisten a las instituciones no imparten el currículo completo, y que la calidad de la educación es muy distinta a los parámetros que establece el MEP, esto posteriormente va generar problemas en los años superiores de educación, ya que los estudiantes no tienen una formación completa,  ni solida. También mencionan que existe un 50% de probabilidades de que el profesor cuente con el conocimiento y practica correcta para la enseñanza. Si bien esta etapa de la enseñanza es muy importante, para desarrollar potencial en los estudiantes, y motivarlos, para garantizarles un mejor futuro, y crecimiento intelectual.

Resultados bajos en los exámenes de bachillerato, siendo las matemáticas el ámbito más débil por parte de los estudiantes, y siendo una materia clave para el desarrollo del país, si bien esto se debe que el programa de matemáticas no se ha ido actualizando de la mejor manera, al igual que hay una amplia debilidad en los profesores y en la formación que han recibido, por las limitaciones pedagógicas e instrumentos. Por lo tanto se puede ver que muchas veces el problema viene desde la formación del profesor, y esto afecta directamente a la formación del estudiante. Ruiz A., Chavarría J. y Mora F. proponen las siguientes medidas para mejorar los resultados en el ámbito de matemática, que podría aplicarse de una manera similar a los otros cursos, mejorando los programas, recursos de apoyo didáctico y procesos de evaluación, integrando matemática y educación, dar una mejor visión de las matemáticas, al igual que una perspectiva internacional y globalizada, potenciar el uso inteligente de las tecnologías, fortalecer las calidades y condiciones de los profesores de matemáticas,  hacer estrategias múltiples e integradas  (Ruiz A., Chavarría J.  & Mora F, 2003)

Otro impacto importante sobre la educación de Costa Rica son las huelgas, ya que estas paralizar cierto porcentaje de programas, al igual que muchas veces las clases se suspenden durante las huelgas. En el Estado de la Educación del 2019, mencionan que un 74% al menos un estudiantes por familia se vio perjudicado por las huelgas (Estado Nación, 2019, Ap21). Algunos de los programas interrumpidos como se ve en la figura 3, son los comedores, becas y transporte.

Figura 3.
Impacto de las huelgas sobre los programas de comedores, becas y transporte.

Fuente: Estado de la Nación w

Otro problema de la educación es la composición del gasto, ya que para el 2012, un 60% representaba sueldos, 19%, transferencias universitarias, 6% transferencias a juntas de educación, 5% gasto de capital, 1% Bienes y servicios y el 9% restante en otras cosas. Si bien hay estudios que indican si los salarios siguen incrementando, para el 2030 por ejemplo todo el presupuesto destinado a las universidades se lo va absorber los salarios, generando problemas para sostener las becas, infraestructura, materiales. También otro problema con el gasto, es que el Ministerio de Educación solo puede comprar los alimentos al Consejo Nacional de Producción, sin tener la opción de buscar mejor opciones para minimizar los costos, en la Reforma Ley Orgánica del Consejo Nacional Producción menciona  lo dicho anteriormente en el Artículo 9 “Los entes públicos están obligados a proveerse del Consejo todo tipo de suministros genéricos propios del tráfico de éste, a los precios establecidos. A tal efecto, quedan facultados dichos entes para contratar directamente esos suministros con el Consejo” (SCIJ, 1977, Ley 6050).

Ineficiencia en el pago de becas, algunas de las ayudas que ofrece u ofrecían el Estado han sido sumamente criticadas, ya que la entregan con atraso, o no las dan de manera justa entre los estudiantes. En el 2017 la Contraloría le llamo la atención a FONABE, ya que entregaba con retraso el pago de las becas, incluso seis meses de atraso, a estudiante de escasos recursos, al igual que no aplican ningún instrumento efectivo para seleccionar los estudiantes que necesitan realmente la beca, “según un estudio del ente contralo, hace falta controles para evitar que personas que no cumplen con los requisitos se filtren entre los beneficiarios, cifra que alcanza actualmente un porcentaje del 18%” (Muñoz F, 21 de septiembre 2017, parr2), por esta ineficiencia el gobierno decidió quitar estas becas y dirigir los fondos al IMAS.

Planes para mejorar la Educación

Actualmente la educación es uno de los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo y de Inversión Pública del Bicentenario 2019-2022 de Costa Rica, menciona:

 […] Tiene como objetivo fortalecer las capacidades del Estado para definir objetivos, establecer prioridades, formular metas y asignar recursos, así como dar seguimiento y evaluar las políticas, planes, programas y proyectos que van a ejecutar durante el período 2019-2022 con el fin de fijar un norte, un rumbo, un cambio sobre nuestro país  y contribuir de esta manera a enfrentar los principales desafíos que tiene el país y sobretodo mejorar prestación de los bienes y servicios públicos a la ciudadanía. (Observatorio Regional de Planificación para el Desarrollo de América Latina y el Caribe , visitado el 28 de mayo 2020)

-Utilizar los indicadores como la prueba PISA para crear políticas que mejoren la calidad de la educación, y con los resultados que se obtengan ver la deficiencias para generar reformar en el sistema educativo y programas, para mejorar los resultados. Si bien según lo mencionado anteriormente, quienes tienen peor resultado en las pruebas PISA, son los centros educativos públicos, por lo tanto el MEP deberá analizar cuales son los factores que están generando este bajo resultado, como calidad de profesores, acceso a los estudiantes, condiciones de los estudiantes, infraestructura…

También es necesario revisar la composición del gasto en educación, ya que se supone que la tasa de matriculas con el tiempo ira disminuyendo, ya que la tasa de natalidad está disminuyendo, por lo tanto eso significaría que si se mantiene el 8% del PIB en educación, el costo de mantener a cada estudiante va ser mayor. También estas reformas tienen que garantizar equidad en el acceso en la educación, entre las zonas rurales y urbanas, y que la educación pública sea competitiva con respecto a la educación privada.  También en el documento del Fondo Monetario Internacional mencionan que hay que mantener controlado el sistema salarial de los docentes, y buscar la manera de generar un régimen de remuneración docente basado en el desempeño, con indicadores como deserción, repetición, despeño en los exámenes internacionales (Nozaki M, Koleru C, Mulas C & Soto M, 2013)

Es necesario por otra parte que la educación costarricense se innove, Andrés Oppenheimer en el libro Crear o Morir, en un capitulo habla sobre la “educación al revés”, que inicio Salman Khan 2004, hizo una pagina web con vídeos de tutorías y los profesores empezaron a usar sus videos, donde los alumnos los veían en las casas a su propio ritmo, y luego en clase resolvian problemas y ejercicios, así los maestros pueden detectar con más facilidad el nivel de los alumanos. Los profesores emprezaron a notar rendimietos positivos en sus alumento :  “alumno ve el video a su propio ritmo, rebobinarlas y escuchar de nuevo, no tienen que tomar nota de todo porque le vídeo esta siempre disponible, aprendizaje más personalizado” (Oppenheimer A., 2014, p 228),  , elimina con mayor facilidad lagunas

Metodología mastery learning, donde el estudiante no avanza hasta entender el 100% (creado por Benjamin Bloom), donde si el estudiante no entiende puede pausar o regresar el video, aparte tiene disponible ejercicios específicos para ayudar a resolver el problema, o revisar videos de materia de años anteriores. Este es una altenativa, que podrían ir implementando algunos centros educativos.

Por otra parte es importante que el MEP evalue y tenga instrumentos eficientes, para determinar el nivel, calidad y eficiencia de los docentes, para así ser más autocritico y mejorar algunos problemas, que hacen que los estudiantes tengan consecuencias en su formación educativa.  Al igual que busque el mecanismo de maximizar sus recursos, ya que con los resultados mostrados se puede ver que el gasto en educación no esta empelado de la mejor manera. Tambien es importante que las becas que se asignen, se den de la manera más eficiente, evitando la burocracia, utilizar mejores filtros, y dar el pago lo más puntual, ya que muchos estudiantes necesitan de esta ayuda economíca para poder seguir con sus estudios de una manera adecuada.

Conclusión

Es importante rescatar todos los esfuerzos que ha hecho el Estado costarricense para que el sistema de educación sea gratuito y obligatoria, gracias a esto la tasa de alfabetización es casi del 100%. Si bien el presupuesto que se destina a Costa Rica en porcentaje del PIB es uno de los más altos al nivel mundial, del 8%, y la educación es el componente que tiene más participación relativa en el presupuesto nacional, lamentablemente esta inversión por parte del Estado no se ve reflejada en la calidad de la educación, ya que según las pruebas PISA, los resultados obtenidos por Costa Rica están muy por debajo del promedio de la OCDE . Haciendo este trabajo se llega a la conclusión que la educación en Costa Rica tiene mucho problemas, por ejemplo existe una brecha entre los centros educativos privados y públicas, entre las zonas rurales y urbanas, deficiencia en la educación primaria ya que los estudiantes no llevan el currículo completo y los profesores tienen muchas deficiencias, los estudiantes tenían bajos resultados en las pruebas nacionales de Bachillerato sobre todo en el ámbito de matemáticas, también se pierde gran parte del curso lectivo por las huelgas, y la composición del gasto de educación muestra que el 60% de este va destinado a salarios de administrativos y académicos. Si bien es importante que las entidades encargadas del sistema educativo de Costa Rica, como el Ministerio de Educación Pública, Universidades Estatales, INA…, se replanteen muchas cosas como la estructura del gasto, buscar instrumentos para evaluar el rendimiento de los docentes, ver el progresos de los estudiantes, buscar un sistema de educación más innovador y que sea más inclusive, para que no exista esta brecha tan importante entre los distintas regiones y tipos de centros educativos, ya que el Estado debe garantizar una igualdad de oportunidades para todos los estudiantes al nivel nacional.

Bibliografía

CONARE.(2015). Diferencias distritales en distribución y calidad de recursos en el sistema educativo costarricense y su impacto en los indicadores de resultados. Recuperado de:

https://www.google.com/url?sa=t&rct=j&q=&esrc=s&source=web&cd=&cad=rja&uact=8&ved=2ahUKEwjtgciBxIDqAhV2QzABHY8XBToQFjABegQIARAB&url=http%3A%2F%2Frepositorio.conare.ac.cr%2Fhandle%2F20.500.12337%2F753&usg=AOvVaw1bZpDa5Pq0fXYCulx-_SdU

Declaración Universal de Derechos Humanos, Adoptada y proclamada por la Asamblea General en su resolución 217 A (II), de 10 de diciembre de 1948. Recuperado de: https://www.ohchr.org/EN/UDHR/Documents/UDHR_Translations/spn.pdf

Estado de la Nación. (2017). Estado de la Educación Costarricense. Recuperado de: https://www.estadonacion.or.cr/educacion2017/assets/ee6-informe-completo.pdf

Fernández A & Del Valle R. (Diciembre 2013). Desigualdad educativa en Costa Rica: La brecha entre estudiantes de colegios públicos y privados. Análisis con los resultados de la evaluación internacional PISA. Revista Cepal N111 (37-57). Recuperado de:

https://repositorio.cepal.org/bitstream/handle/11362/35932/RVE111FernandezDelValle_es.pdf?sequence=1&isAllowed=y

https://www.pgrweb.go.cr/scij/Busqueda/Normativa/Normas/nrm_texto_completo.aspx?param1=NRTC&nValor1=1&nValor2=70834&nValor3=85778&strTipM=TC

Hernández P. (2013). Antecedentes históricos de la Educación en Costa Rica: De la colonia a la apertura de la Facultad de Odontología, Universidad de Costa Rica. Publicación Cientifica de la Facultad de Odontología. No.15-2013.ISSN:1659-1046. Recuperado de:   http://www.fodo.ucr.ac.cr/sites/default/files/revista/Antecedentes%20históricos%20de%20la%20Educación%20en%20Costa%20Rica%20De%20la%20colonia%20a%20la%20apertura%20de%20la%20Facultad%20de%20Odontolog%C3%ADa%20UCR.pdf

Martínez B. (2016). CRONOLOGÍA DE LA EDUCACIÓN COSTARRICENSE. Imprenta Nacional. Edición 1. San José. Recuperado de:

https://www.imprentanacional.go.cr/editorialdigital/libros/historiaygeografia/cronologia_de_la_educacion_costarricense_edincr.pdf

Ministerio de Hacienda. (2019). Proyecto de Ley de Presupuesto Nacional 2020. Recuperado de:  https://www.hacienda.go.cr/docs/5d66ecb19846c_Folleto%20Presupuesto%20Nacional%202020.pdf

Nozaki M, Koleru C, Mulas C & Soto M. (Noviembre 2013). Opciones para racionalizar el gasto de gobierno central. Fondo Monetario Internacional. Recuperado de: https://www.hacienda.go.cr/docs/536ab2aaf1dff_Reporte%20FMI%20sobre%20racionalizacion%20del%20gasto.pdf

Observatorio Regional de Planificación para el Desarrollo de Latinoamerica y el Caribe. (visitado 13 de junio 2020). Plan Nacional de Desarrollo y de Inversión Pública del Bicentenario 2019-2022 de Costa Rica. Recuperado de: https://observatorioplanificacion.cepal.org/es/planes/plan-nacional-de-desarrollo-y-de-inversion-publica-del-bicentenario-2019-2022-de-costa-rica

OCDE. (NA) ANÁLISIS DE LA OCDE ACERCA DE LAS POLÍTICAS NACIONALES PARA EDUCACIÓN: LA EDUCACIÓN EN COSTA RICA. Recuperado de:  http://www.oecd.org/education/school/La-Educacion-en-Costa-Rica-Resumen-Ejecutivo.pdf

OCDE, 2017. Educación en Costa Rica aspectos destacados. Recuperado de: http://www.rectoria.ucr.ac.cr/site/wp-content/uploads/2017/08/aspectos-destacados-2017.pdf

Oppenheimer A. (2013). Crear o Morir. Vintage Español. Nueva York.

Ruiz A, Chavarría J & Mora F. (2003) Tendencias y Retos de la Educación Matemática en Costa Rica. UNICIENCIA 20. (pp183-198). Recuperado de:

https://www.revistas.una.ac.cr/index.php/uniciencia/article/view/5975/5870

SCIF. (26/02/1886). Ley General de Eduación Común. Recuperado de: http://www.pgrweb.go.cr/scij/busqueda/normativa/normas/nrm_texto_completo.aspx?param1=NRA&nValor1=1&nValor2=35307&nValor3=85629&nValor4=0&nValor5=214840&nValor6=31/07/1918&strTipM=FA

SCIJ (9 de junio 2011). Reforma del artículo 78 de la Constitución Política para el Fortalecimiento del Derecho a la Educación N 8954. Recuperado de:  https://www.pgrweb.go.cr/scij/Busqueda/Normativa/Normas/nrm_texto_completo.aspx?param1=NRTC&nValor1=1&nValor2=70834&nValor3=85778&strTipM=TC

SCIJ. (14/03/1977). Reforma Ley Orgánica del Consejo Nacional de Productores. Recupera de:

http://www.pgrweb.go.cr/scij/Busqueda/Normativa/Normas/nrm_texto_completo.aspx?param1=NRTC&nValor1=1&nValor2=3799&nValor3=4027&strTipM=TC

Muñoz F. (21 Septiembre 2017). Contraloría reprende a Fonabe por entregar becas hasta con seis meses de atraso a alumnos de escasos recursos. Recuperado de: https://www.monumental.co.cr/2017/09/21/fonabe-otorga-becas-hasta-con-seis-meses-de-atraso-a-estudiantes-de-escasos-recursos/

Categorías
Blog

Diplomado en juventudes integración centroamericana y desarrollo sostenible

(Enfocado en la primera sesión sobre juventudes)

Elaborado por Wisthon Armando Noguera.

Participación vacía

“Los jóvenes no piensan en política porque ya no confían en los partidos tradicionales

 Cada vez es más difícil politizar a los jóvenes porque para ellos la política clásica hace tiempo ha dejado de interesarle”. El País 2014

Los jóvenes a menudo no quieren participar en política principalmente por la cultura política, es decir la mayoría de personas que participan en esos espacios son; hombres mayormente adultos y no jovenes, heterosexuales y pocas mujeres generalmente blancas.

Asumir la lucha de los jóvenes a través de la historia por su gran relevancia en las revoluciones y detonantes para hacer movilizaciones es importante para rescatar la memoria histórica

La mayor parte del tiempo los jóvenes han sido utilizados mayormente para las elecciones presidenciales.

Cómo jovenes somos un presente bastante lastimado que ahora conocemos nuestra historia, que no estamos satisfechos con la forma de trato, los jóvenes decidieron no callar más y comenzar a reclamar sus espacios no pedirlos.

Los jóvenes hoy en día están participando en espacios políticos como; feministas, jóvenes ambientalistas, diversidad sexual, jóvenes en política y autoconvocados

Así la juventud deja de ser utilizada y por su misma lucha por sus reivindicaciones y su mayor posicionamiento dentro de la toma de decisiones que les afecta.

Categorías
Blog

Incidencia del papel de la mujer en el comercio Internacional: Retos e Implicaciones en el caso costarricense

Ivannia Bolaños Herrera

Resumen

En las últimas 2 décadas organizaciones y economistas feministas se han preocupado por estudiar las implicaciones que tiene agregar a los discursos de economía los discursos de género, entendiéndose este como las relaciones de poder que existen entre hombres y mujeres. Se han dado cuenta que el comercio internacional no se puede mantener neutral, sino que debe añadir el papel de la mujer, para que este sea equitativo. Los TLC son los casos de estudio en los que se visualiza tema de equidad dentro de la política comercial. En el presente artículo se centrará en el caso de Costa Rica. Sin embargo, este caso no se aleja al de la realidad del resto de Centroamérica, en el que se observa que aún no se ha dado ese paso y ni siquiera cuenta con indicadores suficientes para hacer una investigación sustancial. El primer reto es crear indicadores robustos desagregados por sexo.

Palabras claves: economía internacional, incidencia, papel de la mujer, tratado de libre comercio.

  1. Introducción

En el primer masterclass del diplomado académico “Juventud, Integración Centroamericana y Desarrollo Sostenible” se presentó el tema de la participación política de las Juventudes centroamericanas, dentro del mismo, se abarco el tema del machismo que aún vive la región y, dado el interés que personalmente tengo sobre los temas de economía y género, quise vincularlos. Para ello, decidí tomar el tema de la incidencia que presenta el papel de la mujer centroamericana, especialmente la costarricense al ser mi país de nacimiento, en el comercio internacional.

El término incidencia hace referencia al proceso de movilización política de las organizaciones de la sociedad civil dirigido a lograr que los sistemas de poder y los niveles de decisión sean más permeables a las demandas de la ciudadanía. Se traduce en empoderamiento y buenas prácticas de gobernabilidad. La OCDE estima que las pérdidas económicas causadas por la discriminación de género podrían alcanzar los US$ 11.750 billones…Al incorporar un enfoque de género, la política comercial podría contribuir a nivelar las oportunidades para las mujeres y disminuir estas pérdidas (Frohman, 2006, pág.7).

Por lo tanto, surge la necesidad de dar a conocer ¿cuáles son las implicaciones de añadir la variable mujer, en los temas de libre comercio en Costa Rica? Para ello se toman casos exitosos como el TLC Uruguay-Chile que en 2018 alcanzó a ser el primer acuerdo internacional en agregar un capítulo dedicado al género. Lamentablemente, muchos países, entre ellos Costa Rica, aún visualizan los temas económicos de forma neutral y ni siquiera poseen los datos desagregados por género de forma precisa. Es ahí donde vale la pena buscar formas y organizaciones que busquen incidencia, y tal como la Red Internacional de Género y Comercio se unan.

  1. Revisión de la Literatura

Al estudiar los objetivos de desarrollo sostenible que plantea el Programa de las Naciones Unidas (PNUD) dentro de la Agenda 2030, se hace una pausa en el objetivo número 5 que busca lograr la igualdad de género. “El término ‘género’ se refiere a los roles y comportamientos construidos socialmente de mujeres y hombres y a las relaciones entre los sexos…Las ‘relaciones de género’ se caracterizan por la desigualdad de poder” (Rodriamaro, 2006, pág.9).

El PNUD aboga que empoderar a las mujeres y niñas tiene un efecto multiplicador y ayuda a promover el crecimiento económico y el desarrollo a nivel mundial. De ahí, la importancia de generar conciencia para que la mujer llegue a tener el reconocimiento relevante en el ámbito no solo social, sino económico también desde el punto de vista macroeconómico y, especialmente, dentro del comercio internacional. Para ello se define igualdad como:

 Situación en la que mujeres y hombres tienen las mismas posibilidades y oportunidades de acceder y controlar recursos y bienes desde el punto de vista social. La “equidad” es concebida como el trato imparcial hacia mujeres y hombres según las características de cada caso ya sea como “trato equitativo” (dar a mujeres y hombres “lo mismo”) o como “trato diferenciado” (según las necesidades de cada cual) (Frohman, 2018, pag.22).

            A esto se debe que cuando se habla de género se tienda a identificar, erróneamente, este vocablo con el de mujer. Sin embargo, es importante aclarar que, se refiere a las relaciones entre hombres y mujeres caracterizadas por la asimetría de poder. Por lo que en materia de comercio internacional respecta, se hablará más de equidad que de igualdad.

La importancia de incorporar el tema de equidad de género al tema de comercio, surge de una serie de planteamientos a favor y en contra de los supuestos y teorías que tiene la reciente economía feminista; la cual establece que para que exista desarrollo económico debe de surgir el análisis de todas las variables con indicadores desagregados por género y crear políticas que ayuden a que dichos indicadores se muestren con equidad.

El enfoque de derechos humanos enfatiza la necesidad de una comprensión contextualizada acerca de las interacciones entre las desigualdades de género y las políticas comerciales, como también de democratizar el diseño de las políticas.

            Un ejemplo de dicho planteamiento incorporado al tema del comercio, lo muestra Espino & Amarante (2003) “El esquema de Hecksher-Ohlin, como la mayoría de los enfoques económicos, no considera el género como una categoría analítica” (pag.7). Para las autoras, el hecho de no considerar las relaciones de género como el trabajo reproductivo no pago de las mujeres y la distribución del trabajo dentro del hogar, lleva a una inadecuada evaluación de los impactos de la liberalización económica sobre las mujeres tanto dentro como fuera del mercado de trabajo.

            Los economistas feministas abogan por el hecho de que, al incluir el tema de género en los temas económicos, se inducirá a que aumente el nivel de vida y el desarrollo en general. Por poner un ejemplo, si se le da la oportunidad a la mujer de que se emplee en un trabajo de calidad y que sea bien remunerado, se le estaría dando mayores ingresos a las familias, por lo que habría mayor consumo, y por tanto, mayor producción.

            Tal como lo proponen Kanji y Barrientos (2002) “los efectos de las políticas comerciales no son neutrales al género y deben instrumentarse políticas que contrarresten los potenciales efectos negativos sobre la equidad de género y la pobreza” (s.f, pag.17). Esto, dado que, a lo largo de la historia económica, la política comercial se ha mantenido neutral al género, es decir, nunca se ha hecho ninguna distinción, se trabaja dentro de las mismas condiciones, suponiendo que las condiciones en la realidad son así, neutrales.

            Pero los datos de investigaciones recientes muestran que, si hay diferencias dentro de los géneros y que ignorar dichas diferencias, sólo agrava la situación de aquellos sectores de la población que históricamente se han visto más perjudicados, las mujeres.

            Por otro lado, también se encuentra dentro de las investigaciones, autores que están a favor de dichas desigualdades, ya que aseguran que el hacer esas distinciones es, más bien, lo que permite que exista mayor desarrollo. Tal es el caso de Seguino (2000), quién menciona en su estudio que “si la segregación ocupacional resulta en la concentración de mujeres en las industrias exportadoras donde la elasticidad precio de la demanda es relativamente alta, sus menores salarios respecto a los de los hombres pueden operar como un estímulo a las exportaciones” (s.f, pag.15). Seguino piensa que los resultados empíricos señalarían la existencia de un vínculo positivo entre la desigualdad de género y el crecimiento económico.

Lo cierto es que son más la cantidad de investigaciones, que, aunque son muy recientes, apuntan a que verdaderamente hay una distinción de visualizar el comercio cuando se agrega la variable género, de las tesis que apuntan lo contrario. Rodriamaro (2006) señala que “las políticas comerciales afectan de manera diferenciada a mujeres y hombres debido a desigualdades de género en el acceso a recursos económicos y sociales y en el control sobre éstos, como también en la toma de decisiones” (pág.2).

Esto se muestra en la división de trabajo que ha existido a través del tiempo, marcando una brecha entre el trabajo reproductivo que se le ha encomendado a las mujeres y el trabajo productivo para el caso de los hombres. Donde a la mujer se les asocia a labores de carácter doméstico (por lo general no remunerado), y, cuando se trata de trabajos no doméstico, se asocia a labores como secretariado, enfermería, enseñanza, es decir, aquellos trabajos que implican el cuido de personas o de carácter administrativo.

Esto se debe a la llamada socialización de género, cuando la sociedad va tomando ciertos roles y patrones como un conjunto de estereotipos que deben de ir para uno u otro género. De ahí que presente una división de trabajo en la que:

La conducta adecuada para los hombres y la idea de masculinidad está relacionada con las actividades que desempeña y con el ejercicio de poder y autoridad. En el caso de las mujeres, se considera apropiada la conducta que muestre su compromiso con las labores que se cree que le corresponden a ella como la dedicación al hogar, los hijos, la familia, y que muestren una actitud solícita hacia los hombres (Salazar, s.f, pág.4).

Es por esta misma división de trabajo que Rodriamaro está a favor del libre comercio, esto dado que, al abrir el comercio, las mujeres aumentan sus posibilidades de emplearse. Sin embargo, también está de acuerdo en que esto no es sinónimo de calidad de empleo. Afirma que en muchas ocasiones se les brinda la oportunidad de emplearse en los trabajos con menor remuneración, por lo que continúa esa brecha de género. “Este modelo de desarrollo “hacia fuera” manifiesta una marcada preferencia por la contratación de mujeres jóvenes y solteras para desempeñar actividades no calificadas, por las cuales reciben bajos salarios” (García, 2007, pág.519).

Esta división de trabajo hace que la responsabilidad asignada socialmente a las mujeres, al ser de carácter no remunerado, no sea considerado como trabajo, ni contabilizado como tal en los cálculos de las cuentas nacionales.

Dicho esto, es importante definir el libre comercio, el autor antes descrito, señala la liberalización comercial como “la desregularización de la inversión extranjera a través de la reducción de las barreras al comercio internacional, como los aranceles” (s.f, pág.7).  Sin embargo, esta reducción arancelaria trae consigo una afectación a los productores nacionales, ya que no pueden competir con los productos que llegan del extranjero con menores precios.

Pero entonces, ¿cuál es la relevancia de incluir a la mujer en los temas de comercio? Se estima que la contribución no monetizada e invisible de las mujeres a la economía es de por lo menos US$11 trillones por año (PNUD 1995). E incluso, “se identifica hoy que el 70% de los más pobres del mundo (1,3 billones de personas) son mujeres” (López, 2001, p. 29). Rodriamaro señala que existen tres factores que explican la relación de las mujeres y de la economía. El primer factor señala que las diferencias de género en el acceso a bienes limitan las opciones que poseen las mujeres. Dentro del objetivo de desarrollo número 5, la PNUD muestra que las mujeres representan sólo el 13% de los propietarios de las tierras en el mundo (PNUD, 2020).

El segundo factor se debe a que las diferencias de género en la remuneración laboral conducen a conflictos y afectan la asignación del trabajo a nivel doméstico. “A nivel mundial, las mujeres ganan solo 77 centavos por cada dólar que ganan los hombres haciendo el mismo trabajo” (s.f). Y, el tercer factor menciona que las diferencias de género en el trabajo limitan la eficiencia en el trabajo. Haciendo constar lo dañino que ha sido la división de trabajo a lo largo de la historia.

Es por estos tres factores que “el principal argumento de proponentes de las políticas de libre comercio…es que una mayor liberalización del comercio y las inversiones puede mejorar el crecimiento económico, lo que a su vez puede incrementar la participación de las mujeres en el mercado de trabajo” (Rodriamaro, 2006, pág.16).

            Para dar seguimiento a esta controversia, muchos organismos, redes y organizaciones de empoderamiento femenino alrededor del mundo, se han propuesto a realizar estudios, en los que se mida si es relevante o no ampliar el tema de género en los asuntos de comercio.

            La mayoría de las investigaciones toman como punto de análisis los tratados de libre comercio entre los países. “Los tratados de libre comercio son los instrumentos de profundización y consolidación de la globalización mediante la liberalización comercial y de capitales acordada entre los gobiernos de los países involucrados” (Salazar, 2005, pág.7).

            En las clases y en los libros de comercio internacional siempre se ha dicho que el libre mercado está orientado a la maximización de las ganancias a través de “ventajas comparativas” de cada uno de los países; en el caso de los países en desarrollo: disponibilidad de mano de obra barata y de recursos naturales abundantes, junto con un control poco riguroso de la legislación y de los mecanismos de rendición de cuentas. De ahí que las grandes potencias busquen a los países en desarrollo para firmar este tipo de acuerdos comerciales.

            Se debe de tomar en cuenta que, con estos tratados, la política comercial depende cada vez menos de las decisiones internas de un país, y cada vez más de negociaciones a nivel internacional.

La Red Internacional de Género y Comercio (RIGC) hace fuertes críticas a los acuerdos y negociaciones internacionales al no tomar en cuenta la variable analítica género. La importancia de analizar el TLC desde una perspectiva de género reside en el hecho de que el comercio exterior tiene distintos impactos sobre el salario y empleo de mujeres y hombres, sobre su trabajo no remunerado, su tiempo libre, y sobre los ingresos y consumo familiar.

En este sentido se señala que los acuerdos comerciales deberían internalizar el valor del trabajo no remunerado de las mujeres –relacionado con la reproducción social y biológica, que no se valora económicamente–, y reconocer su papel como parte fundamental del mantenimiento de la economía (Espino y Amarante, 2003, pág.29).

            La liberalización y desregulación que promueven los acuerdos comerciales de este tipo tienden a perjudicar en mayor medida a las mujeres. Esto debido a que poseen una mayor vulnerabilidad y a la sobrecarga de empleo que les genera (ya que por lo general, terminan realizando los trabajos fuera y dentro del hogar (doméstico y no doméstico), al ser las principales responsables del cuido de los niños y adultos mayores y de los quehaceres de limpieza y mantenimiento del hogar. De esto se trataba cuando se hacía la división de trabajo entre hombres (trabajo productivo) y mujeres (trabajo reproductivo).

Amarante y Espino (s.f) ponen en entredicho que la reestructuración del aparato productivo de los países involucrados en el ALCA pone en juego el rol femenino tanto en la producción como en la reproducción social (pág.29).

El análisis de los tratados desde la perspectiva de género se ha basado pues, en diferentes estrategias y con diferentes grados de amplitud. El camino seguido en general ha pasado por identificar las áreas o sectores económicos vulnerables ante los acuerdos así como detectar en que medida las mujeres se hallaban representados en los mismos y en qué condiciones (s.f, pág.35).

Asimismo, Salazar (2005) realiza una fuerte crítica a los acuerdos comerciales, señalando que “no se han constituido en instrumentos para el desarrollo de los países, no han contribuido crecimiento económico, al bienestar de la población ni mucho menos a la equidad social” (pág.1). El autor valida su información después de realizar un análisis de las variables referentes al comercio y al empleo desagregadas por género y realizando un estudio del documento del TLCUEM. Menciona que el principal problema, ha sido ver las políticas comerciales de forma neutral, cuando no lo son.

Cambiar estas dinámicas de poder a través de asegurar la participación igualitaria de la ciudadanía en el establecimiento de prioridades de las políticas sociales y económicas haría más visibles a las mujeres y fomentaría la promoción de políticas comerciales con conciencia de género.

De ahí la importancia de crear “incidencia” del papel de la mujer en el comercio. “La incidencia es un concepto que sintetiza el proceso de movilización política de las organizaciones de la sociedad civil en pro de que los sistemas de poder y toma de decisión sean más permeables a las demandas de la ciudadanía” (Sanchís, Baracat y Jiménez, 2004, pag.5).

Poder incidir sobre una realidad que afecta a mucha gente, cambiar en alguna proporción las decisiones de quienes tienen una cuota de poder, hacer visible una situación que permanece en sombras, amplificar la voz de “los de abajo”, es un desafío que motiva a la acción colectiva y la empodera. Son acciones conducentes a democratizar las relaciones entre la ciudadanía y los ámbitos de toma de decisión, sean estos públicos o privados.

  1. Pregunta de investigación

¿Cuáles son las implicaciones de añadir la variable mujer, en los temas de libre comercio en Costa Rica?

Para responder dicha pregunta, es necesario traer a la discusión otras preguntas que nos orientarán a dar una respuesta más certera. Para ello se requiere responder primero a:

  • ¿De qué manera afectan a hombres y mujeres los cambios en el mercado laboral que resultan de la puesta en marcha de los tratados comerciales?
  • ¿Cómo se encuentran divididas las tasas de participación laboral, los niveles de segregación ocupacional, calidad de empleo y brechas de ingresos, según hombres y mujeres?
  • ¿Están contemplados los objetivos de género en el texto de los acuerdos comerciales?

Estas son solo algunas de los cuestionamientos que pueden dar pie a un análisis del impacto de las barreras de género al mercado internacional. Sin embargo, lo más probable es que a lo largo de la investigación surjan otras y que incluso, muchas otras queden pendientes para una futura investigación.

  1. Metodología

El presente ensayo académico trata de una metodología de carácter no experimental, es decir, como menciona Sampieri (2014), es en el que se observan y miden las variables para luego ser analizadas. Se divide en tres lapsos, el primero es el transversal, donde se recolectan los datos, que, para el presente trabajo fueron tomados de páginas oficiales del gobierno de Costa Rica como: COMEX, INEC, BCCR, así como páginas de organizaciones internacionales de mujeres como el RIGC.

Se dice que el estudio es transversal dado que su propósito es recolectar los datos de un solo momento para luego pasar a describir dichos datos y explicar su incidencia e interrelación con el tema a tratar que es el papel de la mujer en el comercio internacional.

Se trata de una investigación del tipo Descriptiva-Explicativa, porque además de describir la problemática que enfrenta la desigualdad de género al tratar las políticas y tratados comerciales de los países a nivel internacional y traerlos a la realidad de Costa Rica, busca medir y entender el porqué del problema, buscando los componentes que lo integran para tratar de dar respuesta del fenómeno y plantear futuras líneas de investigación que colaboren a solventar el fenómeno.

Tiene ambos enfoques: cuantitativo y cualitativo, esto dado que no sólo presenta los indicadores y variables numéricas, sino que las describe, utilizando dichas variables como elementos que ejemplifican y muestran una realidad que debe ser analizada.

La población a estudiar es la población costarricense, que será desagregada en hombres y mujeres para abordar los propósitos de la investigación. Además de ser consultas bases con la población de forma neutral, es decir, donde no se distingue género, como es el caso de los indicadores de exportaciones.

La mayor limitación que se tuvo para la realización de la presente investigación, fue no contar con los suficientes datos sobre empleo, brechas salariales, tiempo de ocio y trabajo, así como de otras variables, todas ellas desagregadas por género. Esto dado que es el INEC quien reproduce estos indicadores, pero hasta hace recientes años que los separa por género, por lo tanto, no fue posible hacer el estudio desde el año 2002, que es en el que hay mayor presencia de la liberalización comercial por medio de TLC.

Otra limitante se debe a la ausencia del género como categoría analítica en la mayoría de los enfoques económicos sobre la liberalización comercial, lo que impide hacer una adecuada evaluación del impacto de la liberalización económica sobre las mujeres.

  1. Hallazgos

Se procede a realizar un estudio del papel de la mujer costarricense en el comercio internacional, para ello se debe de traer a acotación datos y variables que brinden un contexto general de variables macroeconómicas y microeconómicas desagregadas por sexo.

Pero antes, dado que el estudio es específicamente como se ha comportado la variable mujer dada la apertura comercial, la tabla 1 mostrará los TLC que se encuentran vigentes con Costa Rica. Esto permitirá realizar el análisis con respecto al periodo en el Costa Rica comenzó a involucrarse en la liberalización comercial a través de negociaciones y acuerdos comerciales.

Tabla 1. Tratados y acuerdos comerciales vigentes de Costa Rica

Tratado Países Entrada en vigor
TLC-AELC UE, Islandia, Liechtenstein, Noruega, Suiza y Centroamérica En diciembre de 2012 Costa Rica finalizó la negociación con el AELC
CAFTA-DR República Dominicana – Centroamérica – Estados Unidos 1 enero del 2009
Canadá Costa Rica – Canadá 1 de noviembre del 2002
CARICOM Costa Rica, Trinidad y Tobago, Guyana, Barbados y Belice 15 de noviembre del 2005
Centroamérica Centroamérica 23 de setiembre de 1963
Chile Chile – Centroamérica 15 de febrero del 2002
China China – Costa Rica 1 de agosto del 2011
Colombia Costa Rica – Colombia 1 de agosto del 2016
Corea Costa Rica – Corea 1 de noviembre del 2019
México México, Costa Rica, El salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua 1 de julio del 2013
Panamá Centroamérica y Panamá 24 de diciembre del 2008
Perú Costa Rica – Perú 1 de junio del 2013
República Dominicana República Dominicana – Centroamérica 7 de marzo del 2002
Singapur Costa Rica – Singapur 1 de julio del 2013
AACUE Centroamérica – UE 1 de octubre del 2013

Fuente: Elaboración propia con datos del COMEX.

Si bien, desde el año 1963 los países centroamericanos tienen un acuerdo comercial, al tener una vigencia de muchos años, con una importante diferencia de tiempo con respecto a los demás tratados y acuerdos, no se tomará en cuenta y de ahora en adelante se dirá que las primeras negociaciones entrar en vigencia a partir del año 2002. Esto además de que es muy complicado (casi imposible) obtener datos desde ese año, más si se trata de indicadores desagregados por sexo.

Dada esta información se procede a realizar un estudio de las características del mercado laboral, para así analizar si muestran o no cambios sustanciales con la implementación de las negociaciones – algunos de ellos resultado de la liberalización comercial – con respecto a la inserción de mujeres y hombres en la estructura económica. Estos datos aportan información sobre hombres y mujeres que son relevantes para la indagación de los efectos diferenciados de los TLC.

Como primer indicador se tiene la fuerza de trabajo, donde en la tabla 2 se ve un incremento en la tasa neta de participación de las mujeres del 2003 al 2013 de un 17.4%, al pasar de tener una tasa neta de participación de 38.5 en el año 2003 a la de 45.2 en el 2013. Mientras que en el caso de los hombres, no se ha mostrado mucha diferencia, se ha incrementado un 3.27%, pero con “altos y bajos” a largo de esos 10 años.

Por su parte, la tasa de ocupación, tanto en hombres como en mujeres ha ido creciendo, pero no de manera abrupta, sino que ha sido un crecimiento muy constante. Considerando estos dos indicadores cualquiera podría imaginar que los acuerdos comerciales han permitido un aumento del empleo de las mujeres. Sin embargo, eso sería adelantarse a dar conclusiones sin ninguna precisión. Y, además, no se estaría tomando en cuenta aspectos como la calidad y la brecha salarial que se comentaban en el apartado de la revisión de la literatura.

 

Tabla 2. Fuerza de trabajo por condición de trabajo según sexo en Costa Rica. Periodo 2003-2013[1].

  • En tasas –
  2003 2004 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013
HOMBRES Tasa Neta de Participación 73.3 73.0 73.9 73.5 73.2 72.5 71.5 75.9 76.8 76.0 75.7
Tasa de Ocupación 69.0 69.0 70.2 70.2 70.8 69.5 66.8 71.4 72.2 71.2 70.4
MUJERES Tasa Neta de Participación 38.5 36.8 40.4 40.7 41.6 41.7 42.1 43.5 45.7 45.2 45.2
Tasa de Ocupación 35.3 33.6 36.5 37.2 38.7 39.1 38.0 39.4 41.0 40.6 40.3

Fuente: Elaboración propia con datos del INEC. Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples.

            En la tabla 3 se pasa a visualizar la existencia o no de brecha salarial, tomando en cuenta no sólo el sexo, sino también el tipo de empleo, esto para de una vez analizar la presencia o no de la división de trabajo debido a los roles y estereotipos de género que se mencionó en 2 apartados anteriores. En total, para el año 2018, la brecha salarial alcanzaba el 86.7%, siendo ésta de 112.1 para el sector primario, siendo éste el sector que presenta mayor desigualdad. 79.6 para el sector secundario, donde la construcción es el empleo más desigual de dicho sector. Y, 80.2 para el sector comercio y servicios, donde son las clasificaciones de transporte y almacenamiento y la administración pública las más desiguales. Este último dato evidencia la falta de sectores fuertes que se tomen el papel de la incidencia como modo operativo para crear políticas a favor de la mujer.

            Las clasificaciones que presentan un menor grado de desigualdad son la comunicación, hoteles y restaurantes y hogares como empleadores, lo que una vez más queda en evidencia que se sigue viendo a la mujer en labores más domésticos.

Tabla 3. Costa Rica: Compendio del IV trimestre de 2018 sobre la brecha y diferencial salarial de género en el empleo principal

Características del empleo IV Trimestre 2018
Ingreso bruto en el empleo principal
Hombre Mujer Brecha salarial
1. Rama de actividad 467,947 405,666 86.7
1.1 Sector primario 334,316 374,774 112.1
Agricultura, ganadería y pesca 334,316 374,774 112.1
1.2 Sector secundario 430,422 342,783 79.6
Industria manufacturera 419,305 336,096 80.2
Construcción 358,193 348,158 97.2
Otros 870,981 557,126 64.0
1.3 Sector comercio y servicios 516,773 414,704 80.2
Comercio y reparación 409,699 263,725 64.4
Transporte y almacenamiento 370,476 562,935 151.9
Hoteles y restaurantes 410,051 252,698 61.6
Intermediación financiera y de seguros 875,702 787,346 89.9
Actividades profesionales y administrativas de apoyo 426,447 446,988 104.8
Administración pública 890,259 1,057,642 118.8
Enseñanza y salud 927,943 765,639 82.5
Comunicación y otros servicios 508,307 302,000 59.4
Hogares como empleadores 241,360 152,582 63.2

Fuente: INEC-Costa Rica. Encuesta Continua de Empleo (ECE), 2018.

            Otro factor que suele influir muchísimo en las diferencias de empleo, sobre todo para el caso de las mujeres es si tienen o no hijos. La tabla 4 evidencia que efectivamente es más probable que una mujer esté ocupada si no tiene hijos.

Tabla 4. Costa Rica: Compendio del IV trimestre de 2018 sobre la de mujeres en edad de trabajar con hijos dentro o fuera del hogar y mujeres sin hijos

Indicadores generales  
Total de mujeres en edad de trabajar Mujeres con Mujeres sin hijos
Hijos en el hogar Hijos fuera del hogar
Población total 1 947 874 1 169 088  278 710  778 786
1. Fuerza de trabajo  978 411  619 838  93 971  358 573
Ocupada  832 362  539 280  89 874  293 082
Desempleada  146 049  80 558  4 097  65 491

Fuente: INEC-Costa Rica. Encuesta Continua de Empleo (ECE),2018.

            Por otro lado, se muestra una gran diferencia entre ambos sexos de acuerdo a su estado conyugal. La tabla 5 muestra que las mujeres casadas se dedican mayormente al trabajo doméstico no remunerado, mientras que los hombres casados al trabajo remunerado. Y cuando las mujeres son solteras o divorciadas tienen mayor tiempo social para el trabajo remunerado.

Tabla 5.Costa Rica: Tiempo social promedio[2] de la población de 12 años y más, actividades de trabajo y no trabajo y sexo, según   estado conyugal, octubre y noviembre 2017

Estado conyugal Trabajo
Trabajo doméstico no remunerado Trabajo de  autoconsumo Trabajo no remunerado de apoyo a otros hogares y a la comunidad Trabajo remunerado
Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres Mujeres Hombres
Casado/a o unido/a 44:37 14:59 01:17 02:38 01:22 01:06 14:34 43:54
Divorciado/a, separado/a, viudo/a 36:14 18:40 01:01 02:32 01:14 00:56 19:48 36:03
Soltero/a 22:32 11:00 00:34 01:05 00:51 00:39 15:28 25:02

Fuente: Encuesta Nacional de Uso del Tiempo, 2017.

            Ya se demostró con números que efectivamente las mujeres presentan un rezago laboral y social con respecto a los hombres. Y que, si las políticas comerciales no son abordadas de forma equitativa, esta brecha va en aumento.

            Es por esta razón que además se tomó el CAFTA (TLC entre República Dominicana-Centroamérica y Estados Unidos) para analizar, si como en el caso del TLC Uruguay-Chile (primer TLC en abordar temas de género), hay algún anexo, capítulo o un simple apartado que hable de la importancia o ponga pautas de política comerciales a favor de la equidad de género. Sin embargo, en todo el documento no se menciona ni una sola vez las palabras género, mujer, mujeres y equidad. Y tan sólo dos veces (en el capítulo 9 y 11) la palabra desigualdad, pero haciendo referencia a desigualdades propias de las exportaciones en el capítulo 9. Y, en el capítulo 11 si se habla que no puede haber desigualdades en la contratación pública, pero no hay nada que diga que de ser así se castigará.

            Esto deja ver que a Costa Rica le hace falta mucho en temas de incidencia femenina, las mujeres deben de unirse y empoderarse, para lograr que los gobiernos comiencen a pensar y actuar de forma equitativa.

  1. Conclusiones
  • El libre comercio de Costa Rica carece de un sentido del papel.
  • A pesar de que muchos gobiernos, inclusive el actual costarricense habla de igualdad y equidad, el desarrollo de los mecanismos que la garanticen, se torna lento y difícil. Esto se debe mayormente a que las políticas de equidad se contraponen a las de libre comercio que suscita la OMC.
  • El análisis de implicaciones del papel de la mujer en el comercio internacional requiere que los Estados se comprometan a desagregar, actualizar y abrir sus datos para que sea más eficiente el análisis y así lograr dar de forma más oportuna las conclusiones y los retos que se presentan.
  • Los esfuerzos a nivel nacional tendrán sólo un impacto limitado si no existen vínculos con el ámbito internacional de la política comercial. Es por ello que la incidencia a través de redes es una estrategia clave en términos tanto operacionales como políticos.

Líneas de investigación futura

  • Un tema interesante que podría ser trabajado incluso, para una tesis es la realización de una matriz insumo–producto que recolecte la información necesaria para la simulación de distintos escenarios de política comercial y de política económica en general a través de un modelo general de equilibrio computable, algo similar a lo elaborado por Fontana y Wood en 1999, pero para el caso costarricense.
  • Estudiar el porcentaje de empresas exportadoras a cargo de mano de obra femenina.
  • Extender el estudio no sólo para Costa Rica, sino para toda la región centroamericana y de América Latina.

  1. Referencias

Garcia and Masselot, 2015. EU-Asia Free Trade Agreements as tools for social norm/legislation transfer. https://doi.org/10.1007/s10308-015-0423-0 Asia Europe Journal, 13(3), 241-252.

Erauw, 2010. Trading Away Women’s Rights: A Feminist Critique of the Canada–Colombia Free Trade Agreement https://www.cambridge.org/core/journals/canadian-yearbook-of-international-law-annuaire-canadien-de-droit-international/article/trading-away-womens-rights-a-feminist-critique-of-the-canadacolombia-free-trade-agreement/DBB590CCCC6819515127A1D827A1E3C8

Espino y Amarante, 2003. Los impactos de género en las políticas comerciales: Avances y desafios para la investigación y la acción http://americalatinagenera.org/newsite/images/cdr-documents/publicaciones/los_impactos_de_genero_de_las_politicas_comerciales.pdf

García, A. (2007). El Tratado de Libre Comercio TLC visto desde una perspectiva de género http://www.scielo.org.co/pdf/papel/v12n2/v12n2a08.pdf Papel político, ISSN-e 0122-4409, Vol. 12, Nº. 2, 2007, págs. 511-533

Hernández, R. (2014). Metodología de la Investigación. México D.F: McGraw Hill. Retrieved from https://docs.google.com/viewer?a=v&pid=sites&srcid=ZGVmYXVsdGRvbWFpbnxjb250YWR1cmlhcHVibGljYTk5MDUxMHxneDo0NmMxMTY0NzkxNzliZmYw

López, C. (2001). Macroeconomía y género en un nuevo paradigma. En N. Sanchís (Ed.). El ALCA en debate: una perspectiva desde las mujeres (pp. 23-36). Buenos Aires: Biblos

MacDonald et al, 2018. Gender, trade and austerity  https://web-a-ebscohost-com.una.idm.oclc.org/ehost/pdfviewer/pdfviewer?vid=6&sid=ecdb7de5-d8ea-44c6-8e1d-a4c68e06ab40%40sessionmgr4006

Parlamento Europeo, 2018. Informe sobre la igualdad de género en los acuerdos comerciales de la Unión Europea http://www.europarl.europa.eu/doceo/document/A-8-2018-0023_ES.pdf

Precidencia Uruguay. Primer acuerdo con clausula de género Chile – Paraguay (Noticia) https://www.presidencia.gub.uy/comunicacion/comunicacionnoticias/nin-dia-mujeres-acuerdo-chile-clausula-comercio-genero

Trujillo, 2007. El tratado de libre comercio visto desde una perpectiva de género http://web.b.ebscohost.com.una.idm.oclc.org/ehost/detail/detail?vid=6&sid=52e59e52-ab2b-43cb-8873-b5d0360a741a%40sessionmgr103&bdata=JkF1dGhUeXBlPWlwLHVpZCx1cmwmbGFuZz1lcyZzaXRlPWVob3N0LWxpdmU%3d#AN=31419560&db=asn

[1] Se tiene la información a partir del 2003 dado que el estudio inicia después de las negociaciones que entraron en vigencia después del 2002. Lamentablemente, los datos que maneja el INEC son hasta el 2013, año en el que se realizó la Encuesta de Hogares de Propósitos Múltiples.

[2] Promedio de horas semanales dedicadas a determinada actividad por parte de toda la población, expresado en horas semanales.

Categorías
Blog

Integración centroamericana y participación de la juventud

Por Edwin Geovani Montalvo

La integración centroamericana es, sin duda, una poderosa herramienta para el desarrollo y la transformación de los pueblos de la región. Ha sido, también, el resultado de un proceso arduo y extenso de voluntad política, aún inacabado, pero con avances significativos.

Nuestra historia ha estado marcada por muchos conflictos sociales, guerras, afectaciones climáticas, diferencias ideológicas y culturales, desacuerdos políticos regionales y profundas desigualdades económicas, sin embargo, también hemos tenido triunfos y avances, muestras de buena voluntad y expresiones de cooperación y solidaridad.

Todo representa parte de nuestra historia e identidad, hemos caminado juntos en las buenas y las malas, compartimos un istmo con muchas semejanzas geográficas y culturales, así como de diversidades que nos enriquecen y reafirman frente al mundo.

Hoy tenemos una región con procesos propios de desarrollo e integración, los desafíos son grandes, no basta abrir paso, hace falta caminar y apostar por temas fundamentales como la democracia, la justicia social, los derechos humanos, la sustentabilidad, entre otros.

Una apuesta fundamental siempre es la juventud, debido a su importancia estratégica para el presente y asegurar un mejor futuro. Hablar de juventud es también referirse a otros derechos fundamentales como la educación, la salud, el empleo digno, la cultura, la recreación, la seguridad.

Además, la juventud no es solamente un tema etario o generacional, es necesario incorporar el enfoque de derechos de las juventudes, ya que no es una población homogénea, sino que tiene una heterogeneidad muy amplia y diversa. Entender este enfoque nos ayuda a atender las necesidades y demandas particulares de este segmento de la población.

En este sentido, podemos ubicar la importancia de la participación de la juventud y su papel en la integración de Centroamérica y República Dominicana. Las juventudes representan ese motor de transformaciones sociales, desde lo local hasta lo regional. Las juventudes, de igual forma, son una fuerza productiva que empuja a las economías nacionales.

Pero no solo eso, si bien su aporte en el crecimiento económico es innegable, también en otros planos como el deportivo, cultural, religioso y, sobre todo, político. La incidencia y participación política de las juventudes contribuye a la democracia y el desarrollo social de la región.

No podemos separar a la juventud del desarrollo, no podemos separar a la juventud de las realidades locales y regionales, tampoco la podemos separar de la integración centroamericana. La juventud le inyecta energía, dinamismo, fuerza e innovación a los procesos de desarrollo en nuestros países.

Es necesario que trabajemos unidos por una agenda común de las juventudes que contribuya al progreso y bienestar de toda la región, trabajar desde nuestras capacidades para una mayor incidencia en la política y construir sociedades más justas y solidarias.

 

Categorías
Blog

El papel de las juventudes en la participación política costarricense

Diana Cordero Pérez

Una de las ideas que resonó en mi cabeza después del primer masterclass con el máster Carlos Berrios fue que las juventudes no somos solo el futuro, sino el presente de nuestras naciones. Incluso el pasado si pensamos en el legado de las generaciones que nos precedieron. Esta forma de pensar me parece transformadora en una sociedad adultocentrista que relega la participación de las juventudes a un segundo plano y a un simple cumplimiento de requisitos que simulen que las brechas que aún existen en la sociedad se cierran.

En primer lugar, es preciso definir el término participación política, como menciona Sabucedo (1988, p. 166) “podríamos definir la participación política como cualquier tipo de acción realizada por un individuo o grupo con la finalidad de incidir en una u otra medida en los asuntos públicos.” La mayoría de las veces pensamos en la participación política como una participación electoral que ponemos en práctica cada cuatro años al elegir al presidente y l@s diputad@s de la República y cada 4 años al elegir a l@s alcaldes, regidores y síndic@s. Pero en realidad este concepto es sumamente amplio porque abarca desde la micropolítica de nuestras acciones cotidianas hasta la macropolítica de las relaciones internacionales. Así una manifestación de empleados públicos contra la regla fiscal como el papel de un periodista en un medio de comunicación son acciones políticas que inciden de una u otra forma en los asuntos públicos.

Un ámbito fundamental que debemos analizar en cuanto a participación política de las juventudes son las estructuras partidarias. Según González (2014, p. 245) para las elecciones del 2014 la participación de las personas jóvenes en las papeletas fue de 29.6%, sin embargo, las personas jóvenes electas representaron el 8,3% del total. Una de las principales razones que explica este fenómeno es que las personas jóvenes generalmente ocupan puestos con menos posibilidades de ocupar un cargo. Esto queda evidenciado en los puestos de elección popular que ocupa la población joven, el puesto número 10 presentaba un 41% de representación joven, mientras que la participación de las tres primeras posiciones estuvo entre el rango de 13% a 18% Lo mencionado anteriormente sucedía en el país con la representación política femenina, pues las mujeres eran parte de la papeleta, pero únicamente en puestos no elegibles.

Esto reforzaba el fenómeno que llamamos “el techo de cristal” que consiste en un plano invisible en el ámbito profesional de las mujeres que les impide avanzar y se traduce en los obstáculos que se les presentan a las mujeres para subir de puesto en su carrera profesional (Burín & Andersen citado en Romero, 2002). Esto se ve reflejado en el ámbito político en el tipo de cargos que ocupan las mujeres en la política nacional y la estrategia de colocarlas en puestos no elegibles. Fue hasta el año 2000 en Costa Rica que se incluyó esto como requisito. Antes de ese año de acuerdo con Archenti (2011, p. 30) existieron tres momentos en la legislación costarricense en cuanto al incremento de su participación: El primero comprende las elecciones anteriores a 1994 cuando no se habían hecho acciones afirmativas, en el segundo se incitaba a los partidos políticos a aumentar la participación femenina, en el tercero en 1997 existía una cuota obligatoria del 40%, pero no contemplaba lugares elegibles como requisito.

Esta circunstancia puede compararse a la situación que viven los jóvenes en la política actualmente, ese “techo de cristal” lo constituye el adultocentrismo que impide que escalen en su carrera política hasta que avancen en edad cuando según la sociedad estén “capacitad@s” para ejercer un cargo de tanta importancia. De hecho, según Díaz (2016, p. 309) el discurso de La Nación, un medio de comunicación de gran importancia a nivel nacional, tiene una valoración negativa en cuanto a la participación juvenil en movimientos sociales por el especial énfasis que hace en los daños y perjuicios que desencadenan sus acciones opacando sus motivos de protesta. Generalmente la sociedad se escuda simplemente en que los medios no son los adecuados para manifestar sus demandas, pero es bien conocido por nosotr@s los jóvenes activistas que la mayoría de las veces salir a la calle es el único medio que tenemos al alcance para ser escuchad@s.

Por otro lado, una acción política que ha cobrado fuerza en los últimos años ha sido el activismo medioambiental. Se ha evidenciado un alza en la creación de organizaciones no gubernamentales que abogan por la conservación del medioambiente en Costa Rica. Algunas de ellas como Green Wolf, Green Heart y EcoGrecia organizan limpiezas a lo largo del país para crear consciencia en la población. Otras como Ríos Pura Vida y Ríos Libres Turrialba se enfocan en destacar la importancia de los ríos limpios en los ecosistemas. Una de las iniciativas más interesantes de la sociedad civil son las ecoins ecomonedas virtuales de un sistema de recompensa por el compromiso con el reciclaje. Esta iniciativa costarricense concretó alianzas con el gobierno y distintas empresas para brindar descuentos a cambio de residuos valorizables, actualmente la iniciativa ya se está desarrollando en otros países latinoamericanos como Panamá, Perú, Guatemala y El Salvador. Recientemente una labor política que realizó este bloque desde su activismo junto con otras organizaciones y miembros de la sociedad fue lograr el veto presidencial del proyecto de ley que incentivaba la reactivación de la pesca de arrastre en el país y que fue aprobado en segundo debate por la Asamblea Legislativa. Este proyecto de ley amenazaba con grandes impactos ambientales y económicos a los pescadores artesanales de las zonas costeras.

A modo de conclusión con este logro como ejemplo considero que la acción política desde las juventudes es esencial y resulta necesario realizar una reforma en cuanto a la legislación que garantice que las personas jóvenes sean colocadas en puestos elegibles para que la visión de mundo de las juventudes se vea representada en los puestos de decisión tanto a nivel municipal como gubernamental. No podemos dar por un hecho que las necesidades de l@s jóvenes están siendo satisfechas si no se cuenta con suficientes personas jóvenes dentro de la construcción de política pública que responda a estas necesidades.

 

Referencias bibliográficas

Archenti, N. (noviembre, 2011) La paridad política en América Latina y el Caribe: Percepciones y opiniones de los líderes de la región. CEPAL Serie Mujer y Desarrollo (108). Recuperado de https://repositorio.cepal.org/handle/11362/5835

Díaz González, J. A. (julio-diciembre, 2016). El discurso del periódico La Nación sobre la participación política de las personas jóvenes en Costa Rica (2009-2014). Revista Rupturas6(2), 301-328. Recuperado de www.scielo.sa.cr

González Agüero, L. A. (2014). Participación política partidaria de las personas jóvenes en Costa Rica. Recuperado de http://repositorio.sibdi.ucr.ac.cr:8080/jspui/

Romero, O. B. (2002). Mujeres rompiendo el techo de cristal: el caso de las universidades. OMNIA: México, 17, 18. Recuperado de http://poseidon.posgrado.unam.mx/publicaciones/ant_omnia/41/07.pdf

Sabucedo, J. M. (1988). Participación política. En Seoane, J. & Rodríguez, A., Psicología política (pp. 165-194). Recuperado de https://d1wqtxts1xzle7.cloudfront.net/43357770/Seoane-Et-Al-1988-Psicologia-Politica.pdf?1457109740=&response-content-disposition=inline%3B+filename%3DPsicologia_Politica_1988_Espanha.pdf&Expires=1607410634&Signature=JkQYNb2-CttE74QAHIqGC3GsJPLb-4qbqVvXVKpqOl1jFk4z4RJYJIo-LuqQQou4bGwzZgIpy7DuHNXjCYT7Oc3EdywsDDglwSjIBBb1DD26iemNUitvV29x4Dh5o~axQEgRWS5O0Szm-hXbKOEFQr9QAOLjb-0hdZgWS4Gus~MSaGA5~yLGNU0V9pNEiH~XGaKW4~yr270KueOEXFVMn8UO7XInEyZ5hdrqXIHR9pTeJSSRWrPI-PZowTokDyyAmCkQFMW2Gy5P6p5q2icLtmjpnEA9gqY90DYgcgSKWDt4VkPevVoRzQsM74Dw1DF7TWAtUdZGYtWw0GPSEZ3faQ__&Key-Pair-Id=APKAJLOHF5GGSLRBV4ZA#page=164

Foto: Archivo/La República.

Categorías
Blog

La participación política de las juventudes de Centroamérica

Por Evelyn Sosa

Como primer punto, en Centroamérica, la participación política de las juventudes lastimosamente no es tan grande ni tan popular como a muchos les gustaría. En mi opinión, a la mayoría de los jóvenes de la región no les interesa hablar sobre política porque piensan que no conocen lo suficiente para abordar temas sociopolíticos o solo por el simple hecho de tener una mentalidad errónea que la política tiene una connotación negativa todo el tiempo al ver las malas practicas de los políticos en sus respectivos países.

Después de escuchar y aprender en la primera Masterclass  a Carlos Berríos en el marco del diplomado académico titulado “Juventudes, Integración  Centroamericana y Desarrollo Sostenible” pude estar de acuerdo con múltiples puntos que Carlos mencionaba en su ponencia sobre los retos que los jóvenes tenemos al momento de ser participes en temas políticos de nuestros países. Por ejemplo, Carlos mencionaba que los espacios políticos la mayoría del tiempo están tomados por hombres arriba de los cuarenta años, excluyendo a minorías como mujeres jóvenes y personas en grupos minoritarios como la comunidad LGTBI. Esto crea un problema en la región de Centroamérica, ya que al momento de desarrollar políticas publicas sobre educación, seguridad o de cualquier otro tema socioeconómico, a los jóvenes no se les está tomando en cuenta para desarrollar estas políticas teniendo un enfoque jóvenes y mas innovador. Esto trae consecuencias ya que los problemas de los países de la región están en manos de hombres que lastimosamente en la mayoría de los casos, no saben como abordar temas para el desarrollo pleno de las juventudes de sus países; y ahora mas que nunca, es importante obtener la opinión de los jóvenes porque estamos experimentando un bono demográfico.

Por otro lado, Carlos Berrios también mencionaba en su ponencia que los jóvenes tenemos que buscar maneras de involucrarnos mas en la política de nuestros perspectivos países pero desde un ente civil. Esto quiere decir ser participe de alguna organización de la sociedad civil que promueva y defienda los derechos humanos. Con este ultimo punto, concuerdo con Carlos ya que no necesariamente tienes que ser diputado o alcalde para poder expresar ideas de desarrollo sostenible, ya que siendo un miembro activo de alguna organización de la sociedad civil también se puede hacer contraloría social en proyectos que los gobiernos organizan e implementan. Sin embargo, desde mi punto de vista, en la región, las organizaciones de la sociedad civil que velan por los derechos humanos si existen, pero el numero de jóvenes involucrados es muy bajo. Por mi propia experiencia, siendo una joven salvadoreña, me he podido dar cuenta en el ultimo año que la mayoría de jóvenes que son miembros activos de alguna organización son estudiantes de relaciones internacionales o de ciencias jurídicas, cuando lo ideal seria que todo jóvenes sin importar su educación pudiera ser participe de organizaciones y promueva sus derechos, ya sea ambientales, de genero, etc.

En conclusión, en Centroamérica aun tenemos mucho por hacer para que la participación política juvenil crezca cada día mas en la región. Como jóvenes lideres en nuestros países, tenemos que hacer un esfuerzo increíble para educar y ensenarle a otros jóvenes la importancia de participar políticamente en nuestros respectivos países para obtener buenas políticas publicas que en verdad defiendan los derechos todas las personas, especialmente de aquellas personas mas vulnerables.

Categorías
Blog

Ser centroamericano: Un reto para la juventud

Por: Elthon Rivera Cruz

Es un hecho que nadie decide donde nacer, llegamos al mundo en el momento y lugar que nuestros padres, en específico nuestra madre, se encuentra en el instante en que se da el parto, muchos nacemos en el mismo país de origen de nuestros progenitores, otros nacen en un país distinto, y eso marca mucho las diferencias entre la suerte que tendrán algunos en el desarrollo de sus vidas.

Empiezo de esta forma este artículo, porque soy de esos jóvenes a quienes nos tocó nacer en América Latina, que ya eso es un asunto complejo, pero para complicarlo un poco más, nací en América Central, y, por si fuera poco, soy nicaragüense, nada más y nada menos que originario del segundo país más pobre a nivel latinoamericano y por consiguiente el primero en la región centroamericana, todo un reto para ser joven. Pero no es solo un tema personal, pues en realidad formo parte de un 62% de la población nicaragüense total, cuyas edades ronda por debajo de los 30 años de edad. [1]

En mayor o menor grado, los jóvenes centroamericanos nos encontramos en circunstancias difíciles simplemente por la región en la que nacimos, nuestro progreso personal está condicionado a ser más complicado debido a que el acceso a oportunidades de desarrollo académico, profesional y económico es muy limitado en relación a otros países del mundo. Según la lista de países más pobres de América Latina por PIB per cápita [2], que presenta el Fondo Monetario Internacional, en su versión 2020, cinco de los diez más pobres son de América Central.

En orden consecutivo según puesto ocupado por cada país de Centro América en cuanto a nivel de pobreza dentro de los diez países más pobres de Latinoamérica, encontramos:

Nicaragua: Segundo puesto, siendo así el más pobre de América Central.

Honduras: Cuarto puesto, el segundo en América Central.

El Salvado: Sexto puesto, tercero en América Central.

Guatemala: Séptimo puesto, cuarto en América Central.

Belice: Octavo puesto, quinto en América Central.

El pertenecer a países pobres, representa déficit en la calidad educativa y en el acceso a la educación. En el mundo digital en el que nos desarrollamos, la educación requiere nuevas herramientas a las cuales nuestros países no se han logrado acomodar, como las clases en línea, las cuales han tenido un auge exponencial en estos tiempos de la COVID-19, que implica que los jóvenes requieran de dispositivos electrónicos inteligentes y acceso a buena señal de internet, lo cual a su vez genera gastos que muchos no pueden costear.

Asociado a lo anterior, muchas necesidades no pueden ser satisfechas por los jóvenes, pues el acceso al empleo es limitado, y en países como Nicaragua, los salarios son muy bajos, incluso para profesionales jóvenes quienes pese a tener un título universitario, no consiguen una paga suficiente para satisfacer sus gastos.

En el ámbito de salud, es más difícil acceder al seguro social, pues para eso se necesita un sueldo, mientras en la región acrecienta el desempleo. Las aspiraciones y metas muchas veces se ven limitadas a conseguir las oportunidades que contribuyan a generar un mejor margen de estabilidad económica, obstaculizando el desarrollo de metas y sueños para el sentimiento de éxito personal.

Desafortunadamente, la juventud centroamericana es además, afectada por factores políticos desafiantes, como la corrupción y violencia estatal, en este sentido el caso de Nicaragua es uno de los cuales puede ser utilizado como ejemplo, enfáticamente al enfocarse desde un punto de vista del año 2018 a la actualidad, por mencionar algo reciente, periodo en el cual la participación política de la juventud ha sido no solo obstruida, sino también criminalizada, muchos estudiantes y jóvenes nicaragüenses fueron asesinados, presos políticos, obligados al exilio y expulsados de las universidades, en este último, se estima un aproximado de 144 expulsiones según denuncias recibidas por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, y al menos 109 oficialmente reconocidas [3]

Pero el reto como tal de los jóvenes, no es solo conseguir la superación personal dentro de tantas dificultades, sino que, la juventud tiene el reto entre sus manos de apropiarse y ser protagonista de los cambios políticos y sociales necesarios, para que la región centroamericana se vaya transformando, y es un reto muy grande por sí mismo, pues debe asumirse aun cuando ya de por si hay muchas necesidades por cubrir, sin embargo, la historia de la región seguirá siendo la misma a menos que las nuevas generaciones impulsemos el cambio y seamos al mismo tiempo actores dentro de los procesos transformacionales que Centro América necesita para que las futuras generaciones no se sientan en desventaja ante otros jóvenes del mundo, simplemente por ser centroamericanos.

Hay mucho por lo que nos podemos quejar, y a muchos a quienes directamente podemos culpar, y eso está bien, nadie debe adaptarse a un rol de simple conformismo, al contrario, de cierta forma estamos obligados a romper el obsoleto sistema que se ha manejado hasta la actualidad y que evidentemente se vuelve progresivamente más dañino. Pero es imperativo adoptar la realidad de que las quejas y señalamientos no son suficientes si estos no se acompañan de acciones; los jóvenes centroamericanos debemos actuar, buscando y asumiendo los espacios necesarios para incidir y para liderar los cambios positivos, para esto es necesaria la capacitación, el desarrollo de nuevos liderazgos, el empoderamiento juvenil, las acciones cívicas y las agendas lo mejor definidas posibles. El reto es grande, pero la población joven también lo es.

Bibliografía

[1] CODENI, Población por sexo, grupos de edades y edades simples, Managua, 2017.
[2] Quinto Poder, Los países más pobres de América Latina en 2020, Mexico, 2020.
[3] Acción Universitaria, Violaciones a los Derechos Humanos de los Derechos de los Estudiantes Expulsados de las Universidades en Nicaragua, Managua, 2020.

Categorías
Blog

El “Banco Solidario de Alimentos del Caribe Sur”, un ejemplo de solidaridad en tiempos de crisis

El Banco Solidario de Alimentos del Caribe Sur es una iniciativa de ayuda humanitaria que da asistencia con alimentos no perecederos y productos de higiene personal a las familias afectadas por la crisis sanitaria y económica del COVID-19, este proyecto nace en la comunidad de Puerto Viejo de Talamanca, en Costa Rica.

Esta es una zona costera y rural del Mar Caribe costarricense (también conocida popularmente como Caribe Sur) que se dedica principalmente al turismo y a la agricultura. Sin embargo, el sector turístico es la actividad que genera más riqueza en la zona y por ende la más importante, ya que recibe a un gran porcentaje de los más de tres millones de turistas que visitan Costa Rica anualmente.

Es un destino turístico paradisíaco por su buen clima, hermosas playas, grandes bosques tropicales y una riqueza pluricultural, en donde conviven 2 pueblos ancestrales (los afrocaribeños y los indígenas) y más de 70 nacionalidades de todo el mundo que han hecho del Caribe Sur su hogar.

Desde el 5 de marzo que Costa Rica registra su primer caso positivo de COVID-19, empezó a crecer la incertidumbre de los comerciantes y trabajadores del Caribe Sur sobre qué iba a pasar con la economía, mientras veían en todos los noticieros y redes sociales como en otros países se hablaba de cierres de fronteras y cuarentenas obligatorias.

En ese momento, se empezó a ver cómo el turismo fue disminuyendo poco a poco, hasta el punto donde hubo un cierre global de fronteras, los aviones dejaron de volar, nadie podía salir de sus casas y el Caribe Sur se convertía en un pueblo desolado, sin nadie que lo visitara. Lo que obligó a muchos comercios que se dedican al turismo, entre ellos hoteles, restaurantes y tours operadores, a cerrar sus puertas de forma indefinida.

Esto a su vez provocó un masivo despido y suspensión de trabajadores en cuestión de 1 mes. Una importante fuerza laboral del Caribe Sur fue enviada a su casa con la incertidumbre de no saber cuándo volverían a trabajar de nuevo. Lo que despertó la preocupación de líderes comunales y empresariales de la zona.

Es importante resaltar que la zona del Caribe Sur pertenece al Cantón de Talamanca, uno de los cantones con los índices de pobreza más altos de Costa Rica, estando el año pasado en el tercer puesto de los cantones con el menor índice de desarrollo humano en el país.

Así que, una población altamente vulnerable más despidos masivos en el principal sector productivo de la zona, solo puede significar  caos social inminente, sumado a la falta de interés y compromiso por actuar oportunamente de parte de las autoridades del gobierno local, el cual a inicios de la crisis sanitaria no había planteado acciones oportunas para mitigar los efectos de lo que se aproximaba.

Alianzas para ayudar

Motivados por evitar una crisis social en la zona, La Cámara de Turismo y Comercio del Caribe Sur (CATCCAS) liderada por su presidente Roger Sans, la Asociación de Desarrollo Integral de Puerto Viejo liderada por su presidente Johnny León y el tesorero Eduardo Montero,  junto con Anthony Duarte representante de Red previos en Costa Rica, empiezan a discutir lo que más tarde se convierte en el Banco Solidario de Alimentos del Caribe Sur, donde luego se integran otros líderes comunales afines a estas organizaciones para empezar a construir una respuesta comunal a la creciente preocupación de las familias que habían dejado de percibir ingresos y que estaban viendo en peligro su seguridad alimentaria.

Así, el Banco Solidario de Alimentos del Caribe Sur comienza a crear alianzas con los supermercados de la zona, los cuales ponen a su disposición carritos de compras en la entrada para que las personas puedan depositar sus donativos. Además, se destinan cuentas bancarias y de PayPal para empezar a recibir donaciones por parte de las personas de la comunidad.

El 26 de marzo se lanzó la campaña de promoción de la iniciativa en redes sociales y posteriores a eso, las donaciones empezaron a llegar de todos lados.

Durante los meses de abril y mayo, el Banco Solidario de Alimentos del Caribe Sur logró recaudar lo suficiente para poder atender a más de 1200 solicitudes de familias con un diario de alimentos y productos de higiene personal en las comunidades de Manzanillo, Punta Uva, Playa Chiquita, Cocles, Puerto Viejo, Playa Negra, Hone Creek, Carbón 1 y Carbón 2.

Estás 1200 familias atendidas se transforman en al menos unas 4000 personas alcanzadas, tomando en cuenta que los núcleos familiares atendidos rondaban entre los 3 y 7 miembros, entre ellos personas menores de edad  y en periodo de lactancia, personas adultas mayores, mujeres embarazadas y personas con discapacidad.

Apoyo de todos los sectores

Esta labor se logró gracias a la voluntad de una comunidad que desde sus sectores más pudientes, fueron empáticos y solidarios con el sector más desfavorecido de la comunidad, y a aquellas personas que, si bien no viven en la zona, poseen un especial cariño a este pueblo y desde sus lugares de residencia mandaron ayudas para las familias del Caribe Sur de Costa Rica.

Por otro lado, este proyecto también despertó un interés de colaborar en los  jóvenes de la comunidad, la entrega de más de 1200 bolsas no hubiese sido posible sin la ayuda de alrededor de 40 voluntarios que ayudaron con su tiempo y esfuerzo para hacer llegar las bolsas a esas las familias que lo necesitaban.

Además, gracias a la aceptación de la comunidad el Banco Solidario de Alimentos también ayudó a que más de 900 personas de toda la zona sin acceso a internet para que pudieran llenar la solicitud en línea del BONO PROTEGER, un subsidio creado por el Gobierno de Costa Rica para ayudar por 3 meses a las personas que vieron afectados sus ingresos por el COVID-19 y la ayuda humanitaria del Comité Municipal de Emergencias de Talamanca, otro proyecto con el mismo fin del Banco Solidario de Alimentos.

Esto se logró haciendo una campaña masiva en donde se habilitaron 5 espacios en diferentes comunidades del Caribe Sur donde las personas podían acercarse y recibir la asistencia que requerían para solicitar el subsidio y la ayuda humanitaria. Esta labor fue de gran ayuda para la comunidad ya que en zonas como esta el acceso a la tecnología e internet resulta ser bastante limitado, en especial para las personas que se encuentran en estado de vulnerabilidad social.

Ahora, el Banco Solidario de Alimentos sigue esperando recibir ayuda tanto del sector privado como del público, para seguir ayudando a las familias del Caribe Sur que se han visto más afectadas por la crisis del COVID-19, por eso sigue tocando puertas.

Este es solo un ejemplo de lo que un pueblo organizado con sentido de solidaridad puede hacer cuando se ve inmerso en una crisis y del potencial que tienen las comunidades para reinventarse y salir lo menos perjudicadas de esta pandemia global.

Categorías
Blog

De Covid 19, fronteras cerradas, xenofobia y tiempos vertiginosos

El llamado Corredor Migratorio Mesoamericano que abarca desde el Sur de México hasta Panamá, es uno de los corredores más utilizados en el mundo: ya sea como zona de paso para salvar resguardar la vida o como región en la búsqueda de nuevas oportunidades.

 

Con el advenimiento del Covid 19 y el cierre de fronteras que aplicaron muchos países del espacio S.I.C.A (así como de todo el orbe) quedaron en evidencia muchos de los temores apocalípticos  que venían  acumulándose en el mundo estas últimas décadas.

 

Supermercados, estaciones de combustible, farmacias, tiendas de conveniencia etc, desbordadas durante el inicio de la crisis por el temor  a que los gobiernos no pudieran afrontar la escala del contagio que se avecinaba.

 

Descubrimos que ni nuestras pantallas de televisión, ni nuestras casas llenas de rejas y candados, podían protegernos de la amenaza invisible que asechaba, ¿hemos aprendido a pensar acaso que, mientras yo esté bien; las y los otros no importan?, ¿no es eso un regresar a aquella frase cliché de primero se empieza por casa y luego los demás?

¡Quédate en casa! es la consigna, pero en esta sociedad líquida y materialista habría que definir primero; ¿qué es casa? para la persona que vive en la calle buscando algo que comer, para la madre que tuvo que huir con sus hijos por que su Gobierno le persigue por pensar distinto o para la mujer trans que querían matar solo por su género, quizá para estas personas el concepto de “casa” sea muy distinto al que todas y todos tenemos interiorizado.

 

 

Migrantes y desplazados

Las personas migrantes, desplazadas forzadas y en condición migratoria de refugio por factores como la búsqueda de mejores condiciones de vida, la necesidad de huir de su país de origen para resguardar su vida, les pone en una condición de vulnerabilidad por xenofobia y el nacionalismo desatado y exacerbado por el temor a un contagio masivo.

 

Las directrices emitidas por el personal médico competente que trabaja en primera línea de atención, deben tener antes, durante y después un carácter de acatamiento obligatorio.

 

Es menester, acatar al pie de la letra las recomendaciones emitidas por estos profesionales en nuestros diferentes países teniendo como una certeza innegable que el manejo apegado a criterios científicos para administrar la salud es lo que permitirá volver a esa nueva normalidad si es que existe tal cosa, debido a que en casos como estos lo que  opera es un proceso de ruptura, continuidad y cambio.

 

 

Discursos de odio propulsados en resguardo del interés nacional

Pese a esto, no todos los Gobiernos de nuestra región le han dado este manejo a la crisis y hemos podio evidenciar tendencias autoritarias, populistas y pseudocientíficas.

Es necesario abordar este tópico incómodo en nuestras sociedades y dejar claro que entre la seguridad nacional, él resguardo de la fronteras, la contención de una pandemia y la xenofobia existen líneas rojas muy delgadas fáciles de romper dado que es algo innegable que bajo el pretexto de resguardar la salud y la seguridad se esconden una serie de discursos xenófobos, racistas, misóginos y de odio que han estado presentes rondado desde hace mucho tiempo la región.

 

 

Lo que ocurrió en Costa Rica casi dos años antes de la crisis

El día sábado 18 de agosto de 2018 en el Parque de la Merced, en San José Costa Rica un grupo de aproximadamente 500 personas costarricenses mezclados con algunos agentes del régimen Ortega  Murillo (de Nicaragua), atacaron a otros ciudadanos  nicaragüenses que se encontraban en dicho parque (el cual tiene un carácter de espacio binacional entre C.R y Nicaragua).

 

Luego de la agresión Justificaban aduciendo que dado la crisis sociopolítica en Nicaragua, Costa Rica se encontraba “inundada” de nicaragüenses que hacían uso desmedido de los servicios públicos que brinda el Estado.

La fecha antes mencionada cobra particular relevancia dado que las posiciones xenófobas particularmente hacia los nicaragüenses se exacerbaron pero también se exacerbó el nacionalismo, el machismo, la misoginia y homofobia.

 

 

Viejos discursos de odio en tiempos vertiginosos.

La crisis provocada a raíz del Covid19 así como el posterior cierre de fronteras; sirvió de plataforma para que estos discursos de odio tomaran relevancia amparados en medidas de seguridad, pero hay que recordar que ninguna acción tomada por los gobiernos de nuestra región debe entenderse como una decisión aislada por el contario muchas de nuestras naciones tienen profundos procesos de interdependencia compleja donde las acciones de un país repercutirán de una u otra forma en las demás naciones.

 

Entre Panamá y Costa Rica (e inclusive mas al sur en la frontera entre Colombia y Panamá) quedaron atrapados muchos seres humanos, personas de nacionalidad africana, cubana y  haitiana que no pudieron completar su travesía hacia el norte del continente, debido a las medidas adoptadas y actualmente se encentran en un verdadero limbo.

 

Las naciones centroamericanas tienen una rica historia centenaria común, y es innegable el aporte de personas migrantes, desplazadas forzadas y en condición migratoria de refugio a las diferentes naciones donde han llegado.

 

Como sociedad pero particularmente como Juventudes Centroamericanas es un error pensar que en estas personas esta la amenaza de contagio,  cuando muchas veces nosotros que  somos ciudadanos de determinado país no acatamos ni tomamos las medidas y el protocolo de higiene personal requerido.

 

En la historia son muchos los  ejemplos donde se pone de manifiesto que la solución más sencilla es “culpar” a la persona “extranjera” de todos los males.

 

Porque como lo dijo el gran José Martí: “estos no son tiempos para acostarse con el pañuelo a la cabeza, sino con las armas de almohada (…) las armas del juicio que vencen a las otras”

Categorías
Blog

Acción climática: una exigencia de la juventud latinoamericana en la semana del ambiente

Hoy, 5 de junio, es el Día Internacional del Medio Ambiente, y es importante recordar que nadie tiene más que perder debido a los efectos del cambio climático que la infancia y la juventud. En la actualidad, los jóvenes representan la posibilidad de alcanzar un futuro más justo, igualitario y con un mayor desarrollo económico.

Como los tiempos van cambiando, las nuevas generaciones han percibido de mejor manera lo que está sucediendo, basta con escuchar la apreciación que tienen algunos jóvenes latinoamericanos sobre el cambio climático y sus efectos. Sin embargo, hay que reconocer la desinformación que aún existe en muchas personas o quienes prefieren no asumirlo por conveniencia e intereses personales y/o grupales. La percepción que tienen algunos jóvenes acerca del cambio climático y sus efectos van enfocada hacia la misma línea. Frente a la pregunta si están sintiendo el cambio en el clima y sus consecuencias, esto fue lo que nos respondieron algunos de ellos:

  1. Por supuesto, el clima es muy variado e impredecible en algunos casos, en mi región (San Ignacio en el Departamento de Chalatenango) el clima solía ser fresco y cálido, sin embargo, ha pasado a ser considerablemente caluroso. (Alex Aguilar, Activista Movimiento Juventud Latinoamericana Sin Fronteras. El Salvador).

 

  1. Si, noto que el clima ha sido inestable en cuanto a época de lluvias. Como consecuencias, se han incrementado las enfermedades respiratorias, existe un cambio importante en el suelo, ya que muchas de las plantas que crecían anteriormente ya no lo hacen o mueren muy rápido, también algunos de los alimentos que antes podía plantar en una huerta en casa no están creciendo con la facilidad con la que antes lo hacían. (Karen Proa, Coordinadora Red de Juventudes y Cambio Climático).

 

  1. Uno de los sectores más afectado es la industria agropecuaria e involucrarnos en investigaciones científicas que permitan desarrollar prácticas sostenibles con el ambiente y medidas de adaptación al cambio climático, en este sector, es una de las acciones que podemos comenzar a hacer y priorizar por su alcance nacional, regional e internacional. (Alejandro Perdomo, Activista Ambiental Cuba).

 

  1. El cambio climático ha dejado consecuencias desastrosas, como es la acidificación y contaminación del agua gracias a la concentración de dióxido de carbono en el aire, los grandes fenómenos meteorológicos como los huracanes, ciclones, lluvias, sequías extremas o inundaciones, la muerte, migración y extinción de diferentes especies de animales por solo mencionar algunos aspectos. La solución está en nuestras manos y aun así no la utilizamos, es tiempo de actuar ya. (Hicela Maradiaga. Red Nacional de Juventudes Rurales Honduras).

 

  1. Se evidencia en varios aspectos, hay menos agua en ciertos sectores del país, la electricidad no se cuida en las casas, más intensidad de la temperatura en las estaciones, y un desorden de estas mismas. Lo que provoca que la gente se enferme por los cambios de temperatura de un momento a otro. (Luis Alonso Sandí. Director Organización Democrática Mundial Costa Rica.)

 

  1. Los jóvenes en la zona rural si hemos notado las, ya que hemos visto cambios notables como el aumento de las temperatura en 37° y 38°, la escasez de las lluvias, intensas sequias provocando erosiones de los suelos, entre otras. Esto nos afecta mucho a la población joven campesina que trabaja día a día por asegurar la productividad agrícola, provocando factores correlacionados como la migración climática. Mara Sofía Salcedo, Activista Ambiental de Colombia.

Es evidente que la juventud está sintiendo los cambios climáticos, pero también muchos se han ido organizando e integrando para trabajar en la acción climática y ser partícipe en la toma de decisiones climáticas. Generalmente las juventudes se encuentran relegadas a un segundo plano en los espacios de poder y de toma de decisiones, tema en el que hemos venido trabajando para cambiar conceptos en el debate sobre cambio climático, sus consecuencias y las posibles soluciones factibles.

 

Un ejemplo de esto que mencionamos fue lo ocurrido en la reunión previa antes de la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático (PreCOP25) en Costa Rica con la I Conferencia Local de Juventudes y Cambio Climático. Sin embargo, un aspecto clave a destacar es la brecha entre los tomadores de decisiones y la sociedad civil, lo cual genera una distorsión en las acciones y decisiones en las negociaciones, afirma la joven Sara Cognuck quien es Coordinadora de la Red de Juventudes y Cambio Climático de Costa Rica. Las personas jóvenes buscamos cambiar esa brecha y relacionar la realidad con las negociaciones, aunque es válido admitir que el camino es difícil pero no imposible porque somos el presente de la generación que trabaja con vistas al futuro, culminó diciendo la joven Sara tras su apreciación y experiencia en la COP25.

 

Muchos movimientos, redes y organizaciones juveniles están generando conciencia y prácticas que pretenden disminuir la influencia peligrosa de las actividades humanas sobre el clima y la sustentabilidad en general. Daniel Barrantes, Fundador del Movimiento Juventudes Latinoamericanas Sin Fronteras nos plantea que “la educación es la guía para transitar de manera solida hacia la sostenibilidad, necesitamos un cambio radical en la forma de pensar y actuar”. Precisamente es aquí donde los jóvenes tienen un papel clave, donde es necesario romper con las prácticas de subordinación de nuestro entorno natural y generar una visión a largo plazo.

 

De igual manera, es fundamental compartir información y experiencias sobre los proyectos, programas y campañas por el clima que incluyan estrategias y objetivos que responden a la Agenda de Desarrollo Sostenible 2030, de modo que otros jóvenes puedan aprender y replicarlos sin tener que empezar desde cero y promover la integración latinoamericana de las juventudes en la acción climática. Las soluciones económicas y tecnológicas, las regulaciones políticas o los incentivos financieros no son suficientes si no trabajamos como equipo para afrontar muchas de las consecuencias que hoy vivimos producto a los efectos del cambio climático, afirmó Richard Gutiérrez Cuesta Director de Política Ambiental en la Organización Democrática Mundial.

 

Los esfuerzos deben elevarse para reducir las emisiones de los GEI y así amenorar las consecuencias que generaría en el entorno natural y social y en el corto, mediano y largo plazo. Es cierto que faltan soluciones profundas y desde las altas esferas de poder, pero también no por ellos vamos a dejar de trabajar para revertir la situación actual y ofrecer un mejor mundo para nuestros descendientes y  nuestra misma vida en el planeta.